12 de febrero de 2014 / 16:28 / hace 4 años

EXCLUSIVA-Sequía podría forzar a Brasil a rebajar meta fiscal de 2014: fuente

Los cuerpos de unas vacas víctimas de una sequía en Forest, Brasil, ene 29 2014. Una sequía que amenaza con tensar las finanzas públicas de Brasil este año está haciendo que el gobierno reconsidere su meta fiscal clave, potencialmente allanando el camino para un objetivo de superávit primario menor, dijo a Reuters un miembro del equipo económico de la administración. REUTERS/Ueslei Marcelino (

Por Alonso Soto y Luciana Otoni

BRASILIA (Reuters) - Una sequía que amenaza con tensar las finanzas públicas de Brasil este año está haciendo que el gobierno reconsidere su meta fiscal clave, potencialmente allanando el camino para un objetivo de superávit primario menor, dijo a Reuters un miembro del equipo económico de la administración.

Hace solo unos meses, el gobierno de la presidenta Dilma Rousseff estaba considerando adoptar una meta de superávit primario equivalente al menos al 1,9 por ciento del producto interno bruto, que fue el ahorro que se obtuvo en 2013.

Pero el creciente costo energético causado por una severa sequía ha hecho que ahora los funcionarios duden sobre la posibilidad de que se cumpla ese objetivo, y algunos creen que uno menor sería más factible.

Hasta el presente no se tomó ninguna decisión sobre la meta del 2014, que podría ser anunciada tan pronto como la próxima semana, dijo el responsable el martes por la noche.

“Debemos tener una discusión interna sobre el costo energético”, dijo el funcionario, que habló bajo condición de anonimato. “Tenemos que encontrar el equilibrio entre nuestra posición fiscal y los precios”, agregó.

La sequía redujo la actividad de las plantas hidroeléctricas, forzando a las distribuidoras de energía a apoyarse en las plantas térmicas, más caras, para asegurar el suministro.

El gobierno considera asumir parte de ese costo para evitar que la carga se traslade a los consumidores, lo que podría acelerar la inflación y afectar al crecimiento económico.

El costo extra, que todavía no fue calculado, golpeará a las cuentas fiscales en un año electoral en el que, según los analistas, el gobierno estará bajo presión para gastar más y tendrá menos recursos disponibles.

Para Rousseff, quien tiene previsto buscar la reelección en octubre, una meta fiscal robusta pero que sea factible de lograr es fundamental si quiere alejar la amenaza de una rebaja de calificaciones de crédito y convencer a los inversionistas de que no abandonó la prudencia fiscal.

El superávit primario está en baja por la desaceleración de la economía brasileña y una serie de recortes de impuestos ofrecidos por el gobierno a fin de alentar la actividad.

Esa postura fiscal expansiva obligó al banco central a elevar la tasa de interés Selic en 325 puntos básicos al 10,50 por ciento desde abril para evitar una escalada de precios al consumidor.

reporte de Alonso Soto

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below