28 de febrero de 2014 / 23:04 / hace 3 años

ANALISIS-¿Qué tan frágil es Chile? El exportador de cobre resistiría la turbulencia externa

Por Anthony Esposito

SANTIAGO (Reuters) - Algunos inversionistas están preocupados por una fragilidad de la economía de Chile, y con ello han arrastraron la moneda local a mínimos de varios años, pero el mayor exportador mundial de cobre tiene sólidas bases para soportar incluso una mayor volatilidad en los mercados emergentes.

Los economistas dicen que Chile comparte algunas características de las llamadas "Cinco Frágiles" economías emergentes: Brasil, India, Indonesia, Sudáfrica y Turquía.

Esto incluye un déficit en cuenta corriente que la hace vulnerable a la reducción del estímulo en Estados Unidos, su exposición a la caída de los precios de las materias primas y la desaceleración del crecimiento económico.

Estos factores han ayudado a reducir la entrada de capitales, afectando al peso chileno, que ha caído alrededor de un 6 por ciento en lo que va del año, el tercer peor desempeño en una cesta de las 36 monedas más negociadas del mundo.

Pero así como los rascacielos en la sísmica Santiago están construidos para resistir terremotos, la economía tiene defensas para protegerse de los vaivenes del mercado.

Esto incluye decenas de miles de millones de dólares en dos fondos soberanos y un sector público que es acreedor neto.

"Las personas que han estado diciendo eso (que Chile es frágil) no entienden nuestra economía", dijo a Reuters el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, en una entrevista.

El nerviosismo en las últimas semanas ha llevado a inversionistas cautelosos a buscar economías vulnerables más allá de las "Cinco Frágiles", y su mirada viró hacia la chilena, fuertemente dependiente de las exportaciones.

Cuando se comparan las reservas internacionales de Chile y el Producto Interno Bruto, con sus necesidades de financiación externa y el déficit de cuenta corriente, se enciende una luz roja, dijo Craig Botham, economista de Schroders en Londres.

Se espera que el déficit en cuenta corriente del país sea del 3,7 por ciento del PIB en el 2014, similar a Brasil en el 2013, aunque muchos dicen que esa cifra será revisada a la baja.

En caso de un endurecimiento en las condiciones de liquidez global, Chile podría tener luchar para cumplir con sus obligaciones de deuda a corto plazo y sus fondos soberanos podrían no ser suficientemente líquidos, agregó Botham.

ECONOMIA SE ENFRIA

Mientras tanto, la economía se enfría. La actividad desaceleró su expansión a un 2,7 por ciento en el cuarto trimestre del 2013, por debajo de la media del 4,5 por ciento de los tres trimestres anteriores, y muy por detrás de la expansión del 5,7 por ciento en el cuarto trimestre del 2012.

Los datos sectoriales de enero sorprendieron el viernes al mercado por ser más débiles de lo esperado, dando señales de que la economía podría entrar en una fase más frágil en el 2014.

En un intento por estimular la economía, el Banco Central ha respondido recortando en total 75 puntos básicos la tasa de interés referencial desde octubre.

Una gran debilidad estructural que los analistas señalan a menudo es la dependencia del cobre. Aunque Chile se ha diversificado a otras industrias, como las frutas, la celulosa y el salmón, el cobre sigue representando más de la mitad del total de exportaciones en la última década.

Si su principal comprador de cobre, China, cambia su modelo de crecimiento, la demanda podría debilitarse y podría conducir a más presiones negativas en la balanza comercial y la cuenta corriente, opinó David Rees, economista de Capital Economics.

Pero otros expertos dicen que la preocupación por la vulnerabilidad de Chile es exagerada.

"En comparación con el movimiento en otras monedas de mercados emergentes, que realmente tienen fundamentos peores que Chile, parece que hay una reacción excesiva en el peso", dijo Matías Madrid, economista jefe del banco Penta.

Los defensores de Chile apuntan a los más de 70.000 millones de dólares -equivalentes a una cuarta parte del PIB- que se aprovecharían si se juntan los fondos soberanos, otros activos líquidos del sector público y las reservas del Banco Central.

Las ahorros en el Fondo de Reserva de Pensiones (FRP) y el Fondo de Estabilización Económica y Social (FEES), llegaron a cerca de 23.000 millones a fines de enero, mientras que las reservas del Banco Central superaron los 40.000 millones.

El FEES entró en acción en el 2009, cuando Chile usó recursos equivalentes a 2,8 por ciento del PIB para ayudar al país a paliar efectos de la crisis crediticia global sin recurrir al endeudamiento, según el Ministerio de Hacienda.

En el 2009, el PIB de Chile cayó sólo un 1 por ciento, una caída menos profunda que la contracción económica de más del 2 por ciento en Estados Unidos y mucho menos severa que la caída del PIB de más del 6 por ciento en vecinos regionales como México.

MENOR LIQUIDEZ

Mientras tanto, el déficit de cuenta corriente de Chile -estimado en un 3,2 por ciento en el 2013- fue impulsado por una aceleración de la inversión, en particular en las industrias de minería y construcción, y no por los flujos de corto plazo.

Esto podría dejar una economía más susceptible a una escasez repentina de liquidez, temores que han alimentado los recortes de estímulo de la Fed.

"¿Por qué usted tiene un déficit en cuenta corriente? ¿Es porque está teniendo una fiesta? Tenemos consumo sólido pero la razón no es una reducción en el ahorro, es un efecto del aumento en la inversión", dijo el ministro Larraín.

Utilidades reinvertidas de las empresas extranjeras que operan en Chile, que se cuenta como la entrada de capitales, también ayudan a financiar el déficit en cuenta corriente, explicó el ministro.

En comparación, el déficit de Brasil se atribuye a mucho gasto en importaciones y viajes al extranjero.

"En otros mercados emergentes el creciente déficit en cuenta corriente fue básicamente la materialización de la expansión del consumo", dijo Tiago Severo, economista de Goldman Sachs.

Como uno de los dos países de América Latina con calificación A de agencias crediticias de Wall Street, Chile tiene fácil acceso a los mercados internacionales de deuda.

"No es coincidencia que pudimos colocar deuda soberana en las mejores condiciones que cualquier mercado emergente en la historia, en octubre de 2012", dijo Larraín.

Chile se ha destacado como una "isla" de estabilidad en América Latina y el riesgo político se ha mantenido bajo desde el retorno a la democracia hace más de dos décadas.

Mientras otros países "frágiles" enfrentan la incertidumbre de elecciones en el 2014, la popular Michelle Bachelet vuelve en marzo al poder en un nuevo mandato de cuatro años.

Aunque hará algunos ajustes tributarios y de gastos, no se esperan cambios radicales.

Reporte de Anthony Esposito, escrito en español por Fabián Andrés Cambero

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below