3 de marzo de 2014 / 17:54 / hace 3 años

Datos del sector fabril y gasto consumidor sugieren repunte económico de EEUU

Un trabajador de Chrysler trabaja en un vehículo en la planta de ensamblaje de Warren en Warren, EEUU, dic 11 2013. La actividad fabril en Estados Unidos repuntó de un mínimo de ocho meses en febrero y el gasto del consumidor subió más de lo esperado en enero, lo que sugiere que la mayor economía del mundo está recuperando parte de su impulso después de una reciente desaceleración.Rebecca Cook

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON (Reuters) - La actividad fabril en Estados Unidos repuntó de un mínimo de ocho meses en febrero y el gasto del consumidor subió más de lo esperado en enero, lo que sugiere que la mayor economía del mundo está recuperando parte de su impulso después de una reciente desaceleración.

Las señales de recuperación también fueron evidentes en otros reportes del lunes que mostraron un aumento significativo de las ventas de autos en febrero y un sorpresivo avance de los gastos en construcción en enero, pese a las condiciones climáticas extremadamente frías.

"La economía está empezando el lento proceso de dejar atrás la desaceleración generada por el clima frío en los últimos meses", dijo Millan Mulraine, economista de TD Securities en Nueva York. "Este impulso alcista debería ser sostenido en los próximos meses", aseveró.

El Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM, por sus siglas en inglés) dijo que su índice de la actividad fabril a nivel nacional avanzó a 53,2 en febrero, un alza desde 51,3 en enero, que había sido la medición más floja desde mayo de 2013.

La mediana de las previsiones de los analistas apuntaba a una lectura de 52,0, de acuerdo con un sondeo de Reuters.

Los datos superiores a 50 indican expansión en el sector fabril y el incremento de febrero revirtió dos meses seguidos de débil crecimiento.

Las nuevas órdenes repuntaron el mes pasado, al igual que las entregas de proveedores, inventarios y órdenes rezagadas. Sin embargo, la producción registró su tercer mes seguido de declives y la primera contracción desde agosto del 2012.

En un reporte por separado, el Departamento de Comercio dijo el lunes que el gasto del consumidor se incrementó un 0,4 por ciento tras avanzar un 0,1 por ciento revisado en diciembre.

Anteriormente, se reportó un alza de 0,4 por ciento para diciembre. Economistas encuestados por Reuters habían proyectado que el consumo, que explica más de dos tercios de la actividad económica del país, subiría un 0,1 por ciento en enero.

El incremento del gasto en enero fue alentado por una subida de 0,9 por ciento en los servicios, el mayor avance desde octubre del 2001.

Eso probablemente reflejó un aumento en la demanda de los servicios públicos ya que los estadounidenses querían protegerse de una ola de frío inusual para la época del año, además de un mayor gasto en salud tras la entrada en vigor de la reforma sanitaria.

"En términos netos, los consumidores empezaron bien el mes de enero, aunque es probable que eso se deba en gran parte a mayores cuentas por calefacción", dijo Chris Rupkey, economista de Tokyo-Mitsubishi UFJ en Nueva York.

Los mercados financieros reaccionaron apenas a los datos, puesto que los inversores en todo el mundo estaban atentos a la escalada de tensiones en Ucrania.

INFLACION TENUE

Los datos relacionados al sector de bienes raíces, a la producción industrial, a la contratación y a otros indicadores han sugerido que la economía tuvo un flojo desempeño durante el cuarto trimestre.

Buena parte de la ralentización de la actividad fue atribuida al clima gélido y a que las empresas hicieron menos pedidos al sector de manufacturas, dado que utilizaron sus inventarios y productos aún sin vender.

El final de los beneficios estatales de largo plazo para los desempleados y los recortes a los cupones de alimentos también afectaron a la economía.

La economía estadounidense se expandió a un ritmo de 2,4 por ciento interanual en el cuarto trimestre, mostrando una fuerte desaceleración respecto del periodo de julio a septiembre del año pasado.

En momentos en que las familias gastan más en servicios públicos, los desembolsos en bienes cayeron un 0,6 por ciento en enero. Un aumento en las ventas de autos el mes pasado apuntó a que los gastos en bienes se incrementarían en febrero.

Pese a la mayores gastos apuntalados por los servicios, las presiones inflacionarias permanecieron débiles.

Un índice de precios sobre el gasto del consumidor subió 0,1 por ciento después de haber subido 0,2 por ciento en diciembre. En los últimos 12 meses, los precios se incrementaron un 1,2 por ciento, en comparación con el alza de 1,1 por ciento en diciembre.

Excluyendo los alimentos y la energía, el índice de precios sobre el gasto del consumidor subió 0,1 por ciento, avanzando en el mismo margen por séptimo mes consecutivo. El avance de precios subyacente llegó a 1,1 por ciento respecto a hace un año, tras haber sumado 1,2 por ciento en diciembre.

Ambas mediciones sobre la inflación permanecieron por debajo de la meta de la Reserva Federal de un 2 por ciento.

Reporte de Lucia Mutikani. Editado en español por Marion Giraldo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below