25 de marzo de 2014 / 20:34 / hace 3 años

Banco central de Alemania abre la puerta a alivio cuantitativo en Europa

Por Eva Taylor y John O‘Donnell

FRANCFORT (Reuters) - El Banco Central Europeo podría comprar préstamos y otros activos de los bancos para impulsar la economía de la zona euro, dijo el presidente del banco central alemán, lo que marca una radical flexibilización de su postura sobre ese tipo de política.

El BCE ha recortado las tasas de interés a mínimos históricos y se ha comprometido a mantenerlas bajas por un tiempo, además de inundar el sistema bancario con préstamos baratos. Pero la economía de la zona euro aún se mantiene débil y la inflación permanece atrapada muy por debajo de la meta de la entidad.

Mientras el debate sobre posibles medidas alternativas crece, el presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, dijo que el BCE podría considerar comprar bonos de gobiernos de la zona euro o activos del sector privado con la calificación más alta.

Eso abre la puerta a una de las opciones de política más divisoria, el alivio cuantitativo (QE, por si sigla en inglés), algo que el banco central de Alemania ha visto con actitud consistentemente crítica.

“Por supuesto cualquier activo privado o público que pudiéramos comprar tendría que cumplir ciertos estándares”, dijo Weidmann, también consejero del BCE, en una entrevista con la agencia MNI publicada el martes.

“Pero la pregunta general es una de eficacia, costos y efectos secundarios. Actualmente discutimos la eficacia de estas medidas. Los efectos deseados tendrían que ser sopesados con los costos y los efectos secundarios”, agregó.

El presidente del BCE, Mario Draghi, resaltó la disposición del organismo a actuar si la inflación se mueve por debajo de las expectativas.

Por ahora no habría necesidad de actuar, aseguró Weidmann, pero si el panorama para la inflación cambia, por ejemplo como resultado de un tipo de cambio del euro más fuerte, el BCE podría intervenir, probablemente con otra rebaja en la tasa de interés y posiblemente incluso un QE.

TASAS NEGATIVAS

Otra reducción de la principal tasa de refinanciamiento probablemente llevaría a las tasas de depósito hacia territorio negativo, lo que significaría que los bancos tendrán que pagar para guardar su dinero en el BCE.

El banco central comenzó a prestar una mayor atención sobre el tipo de cambio del euro y su impacto sobre el panorama inflacionario, y Weidmann dijo que una tasa de depósito negativa sería una forma de abordar el impacto del fortalecimiento de la moneda.

“Si se quiere contrarrestar las consecuencias de una sólida apreciación del euro sobre el panorama inflacionario, las tasas negativas, sin embargo, parecerían ser una medida más apropiada que otras”, destacó. “Pero hablamos de escenarios hipotéticos y no sobre decisiones inminentes”.

El banco central de Alemania, el Bundesbank, representa a la mayor economía de la zona euro y las palabras de su presidente tienen peso en el debate sobre lo que el BCE debe hacer, ya que sus métodos de estímulo tradicionales, tales como la reducción del costo de los préstamos, han perdido fuerza.

Escrito por Eva Taylor, Reporte adicional de Robert Muller en Bratislava, Leigh Thomas en París y Sakari Souninen en Helsinski. Editado en español por Rodrigo Charme/Manuel Farías

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below