1 de abril de 2014 / 2:33 / hace 3 años

PMI manufacturero de China de HSBC alcanza mínimo de ocho meses en marzo

PEKIN (Reuters) - El sector manufacturero de China se contrajo en el primer trimestre del 2014, mostró el martes un sondeo privado, sumándose a las expectativas de que el Gobierno aplique un estímulo para detener la pérdida de impulso en la segunda mayor economía del mundo este año.

El índice final de gerentes de compra (PMI) de Markit/HSBC para China cayó a un mínimo de ocho meses de 48,0 en marzo respecto a la cifra definitiva de 48,5 de febrero. El resultado estuvo en línea con la cifra del PMI preliminar de 48,1 divulgado la semana pasada.

El índice ha permanecido bajo el nivel de los 50 puntos desde enero, lo que indica una contracción en el sector en este trimestre.

“La cifra final del PMI manufacturero de China de HSBC en marzo confirmó la debilidad de las condiciones de la demanda doméstica”, dijo Hongbin Qu, economista en jefe de HSBC en China, dijo un comunicado que acompañó al sondeo.

“Esto implica que el crecimiento del PIB en el primer trimestre posiblemente habría caído bajo la meta de crecimiento anual de un 7,5 por ciento”, agregó.

Anteriormente, el PMI oficial de la Oficina Nacional de Estadísticas subió a 50,3 en marzo frente al 50,2 del mes anterior, en línea con las estimaciones.

El PMI de HSBC/Markit está más cargado hacia las compañías pequeñas y privadas, en comparación al índice oficial, que contiene a empresas grandes y de propiedad estatal.

PREOCUPACIONES SOBRE EL CRECIMIENTO

Una serie de débiles indicadores económicos en China este año ha reforzado las preocupaciones sobre una desaceleración. El primer ministro Li Keqiang dijo la semana pasada que las políticas necesarias están vigentes y que el Gobierno seguiría adelante con la inversión en infraestructura.

“Nosotros esperamos que Pekín ajuste la política más pronto que tarde para estabilizar el crecimiento”, Qu, de HSBC.

En el PMI de Markit/HSBC, la producción y las nuevas órdenes se debilitaron, pero las nuevas órdenes de exportación crecieron por primera vez en cuatro meses, lo que sugiere que la desaceleración se debe principalmente a la debilidad de la demanda doméstica.

Hubo un aumento sustancial en el subíndice del empleo, aunque permaneció bajo los 50 puntos. El mercado laboral es un área de prioridad para Pekín, ya que considera el bajo desempleo como un medio para mantener la estabilidad social.

El mes pasado, fuentes dijeron a Reuters que el banco central estaba preparado para flexibilizar su política monetaria para mantener la economía creciendo a un 7,5 por ciento.

El Gobierno quiere reducir la dependencia de la economía de las exportaciones y fortalecer el papel del consumo, pero no está claro cuánto crecimiento estaría dispuesto a sacrificar para conseguir esa meta.

Reporte de Adam Rose; Editado en Español por Ricardo Figueroa

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below