2 de abril de 2014 / 22:04 / hace 3 años

Senador EEUU acusa a GM de "cultura de encubrimiento" en llamados a revisión

Por Ben Klayman y Eric Beech

WASHINGTON (Reuters) - La presidente ejecutiva de General Motors Co fue fuertemente atacada porque la compañía se tomó una década para quitar de sus vehículos partes defectuosas que causaron accidentes fatales, en una audiencia en la que senadores estadounidenses acusaron a la firma de comportamiento “criminal” y “cultura de encubrimiento”.

Senadores demócratas y republicanos impugnaron el miércoles las declaraciones de la presidenta ejecutiva de GM, Mary Barra, de que la automotriz mejoró enormemente sus prácticas de seguridad y administración desde que salió de la bancarrota.

En varias ocasiones Barra fue presionada para explicar por qué GM rediseñó sistemas de encendido defectuosos en 2006 sin cambiar el número identificatorio de la pieza.

Esa situación ha generado interrogantes respecto a si la compañía intentó ocultar el problema, luego de años de reclamos hechos por clientes y al menos 13 muertes vinculadas con la pieza defectuosa.

“Creo que esto es criminal”, dijo la senadora republicana Kelly Ayotte. El interrogatorio en el Senado fue más emocional que el que tuvo lugar el día anterior ante una subcomisión de la Cámara de Representantes, aunque Barra se mostró tranquila en ambas ocasiones.

Sentados detrás de Barra mientras la ejecutiva respondía a las preguntas de los senadores, los padres de Kelly Erin Ruddy -quien murió el 2010 en un accidente mientras conducía un Chevrolet Cobalt 2005- mostraban fotos de su hija y el auto siniestrado.

Barra, quien asumió la jefatura ejecutiva de la compañía en enero, dijo en su testimonio preparado: “Aunque no puedo ir atrás en el tiempo, apenas supe del problema actuamos sin dudarlo”.

En un testimonio que duró poco menos de dos horas, Barra frustró a los senadores con la falta de respuestas a preguntas detalladas sobre los sistemas defectuosos. Barra repitió que esperará los resultados de la investigación interna de la compañía.

“Usted no sabe nada de nada”, ironizó al respecto la senadora demócrata Barbara Boxer.

Barra evitó decir si la cifra de muertos podría subir y si GM creará un fondo de compensación para las víctimas y sus familias.

La ejecutiva también rechazó pedidos de que GM inste a los propietarios de autos que dejen de manejar sus autos hasta que sean reparados, diciendo que los vehículos son seguros si son operados sólo con la llave de encendido y sin otros ítems colgando del llavero.

Comisiones de la Cámara de Representantes y del Senado están investigando por qué GM se tomó más de 10 años para retirar del mercado y revisar 2,6 millones de autos. La mayor automotriz estadounidense también se enfrenta a una investigación penal por parte del Departamento de Justicia.

Reporte adicional de Doina Chiacu y David Lawder, escrito por Richard Cowan; traducido por Nadia López, editado por Hernán García

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below