4 de abril de 2014 / 17:58 / en 4 años

Siembra de trigo 2014/15 de Argentina crecería cerca del 10 pct: expertos

Por Maximiliano Rizzi

BUENOS AIRES (Reuters) - La superficie destinada al trigo en Argentina aumentaría cerca de un 10 por ciento y alcanzaría unos 4 millones de hectáreas en el ciclo 2014/15 que está a punto de comenzar, gracias a los altos precios del cereal y a las buenas condiciones climáticas, según analistas del sector agrícola.

Con la exportación de trigo restringida por el Gobierno, los productores del país austral -un proveedor internacional clave de granos- están decidiendo actualmente cuánto sembrarán en la próxima campaña, en la que el cereal será muy valioso ante expectativas de una oferta global ajustada.

La superficie destinada al trigo en Argentina se ha contraído en los últimos años, una situación de la cual el sector responsabiliza a las regulaciones estatales. Un punto clave será la definición de la cuota de trigo que el Gobierno permitirá exportar en el ciclo 2014/15.

“La producción va a estar por lo menos por encima de las dos últimas campañas, a mí me hace pensar que el año que viene (2014/15) va a haber 11,5 o 12 millones de toneladas”, dijo a Reuters el director de la consultora Agritrend, Gustavo López, que estima un área de al menos 4 millones de hectáreas.

El Ministerio de Agricultura estimó la producción 2013/14 en 9,2 millones de toneladas, con un área de 3,65 millones de hectáreas.

Según los expertos, un factor de relevancia a la hora de sembrar es el de los precios del trigo en los mercados internacionales. Para esta misma fecha del año pasado estaban en unos 185 dólares por tonelada, mientras que actualmente rondan los 205 dólares.

Una encuesta realizada entre productores integrantes de la Asociación Argentina Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (AACREA) arrojó que en la temporada 2014/15 la siembra de trigo se incrementaría en un 17 por ciento.

Otros son menos optimistas, pero sin dudas prevén un crecimiento.

“Va a haber un incremento de área, básicamente por el nivel de precios, que ha sido muy bueno en la última campaña. Yo calculo que puede ser entre 5 y 10 por ciento en relación con el año pasado”, señaló Ricardo Baccarin, analista de la consultora Panagrícola.

Otro factor de relevancia a la hora de sembrar es el climático. Las amplias lluvias que cayeron desde principios de año en la principal región agrícola de Argentina -que causaron complicaciones a la soja y el maíz- ayudaron a cargar las reservas de humedad de los suelos, lo que los deja en una situación óptima para el trigo.

“Hoy estamos viendo muy buenas condiciones ambientales para la siembra y se prevén favorables perspectivas climáticas durante las etapas reproductivas del cultivo”, afirmó a Reuters Esteban Copati, analista de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

“Incluso muchas áreas que sufrieron las altas temperaturas y el déficit hídrico de fines de diciembre y principios de enero hoy muestran muy buena humedad de cara a la próxima campaña”, añadió Copati, quien dijo que en las próximas semanas difundirán sus estimaciones preliminares para el cereal.

DUDAS

Aún quedan un par de semanas para que los agricultores terminen de definir cuánto sembrarán y en muchos casos dependerá de los resultados de la cosecha de soja 2013/14, que alcanzaría un nivel récord y les dejará dinero fresco para invertir en la siembra de trigo.

Los productores afirman que el negocio del trigo es cada vez más complicado por la intervención en el mercado doméstico que realiza el Gobierno, aplicando altos impuestos a la exportación de granos y limitando los envíos de granos al exterior para asegurar el abasto doméstico y evitar alzas de precios en un país con una de las tasas de inflación más altas del mundo.

Por eso, los productores están atentos al volumen que se permitirá exportar en el ciclo 2014/15, un dato que el Gobierno anunciaría la semana próxima, cuando tenga lista una estimación preliminar de cosecha.

Argentina necesita 6,5 millones de toneladas de trigo para consumo interno; el resto se exporta.

“Esto no está del todo definido. En cierto punto la política comercial determina la decisión, y como la política comercial se modifica en forma constante, también la decisión (de siembra) se toma sobre el final”, explicó el analista Baccarin.

Editado por Nicolás Misculin y Javier López de Lérida

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below