23 de abril de 2014 / 14:03 / en 4 años

Gobierno chileno envía al Congreso reforma al sistema electoral

SANTIAGO (Reuters) - La presidenta chilena Michelle Bachelet anunció el miércoles el envío al Congreso de una reforma al sistema electoral que busca mayor representatividad y desarticular una de las herencias de la dictadura militar, aunque para su aprobación serán clave los votos de la oposición.

La presidenta chilena, Michelle Bachelet, saluda a los medios tras una reunión con autoridades en Santiago, mar 10 2014. La presidenta chilena Michelle Bachelet anunció el miércoles el envío al Congreso de una reforma al sistema electoral que busca mayor representatividad y desarticular una de las herencias de la dictadura militar, aunque para su aprobación serán clave los votos de la oposición. REUTERS/Cristobal Saavedra

Antes de entregar el poder en 1990, el dictador Augusto Pinochet creó un complejo sistema electoral denominado “binominal” que complica la obtención de una mayoría representativa en el parlamento y hace difícil gobernar.

La mandataria, quien fue torturada por militares en la dictadura, dijo en una ceremonia que era tiempo de dar más peso a la representación de cada una de las regiones en el Congreso.

“Es un largo anhelo, que se ha prolongado por más de dos décadas. Digámoslo con todas sus letras: el sistema binominal es una espina clavada en el centro de nuestra democracia. Es un sistema que debe la vida a la dictadura y que se perpetua a partir de la exclusión”, dijo Bachelet.

“El sistema binominal debe terminar porque es hoy un obstáculo para la integración, el pluralismo y la representatividad plena de nuestra patria”, agregó.

El binominal es un sistema en torno a dos grandes fuerzas políticas o coaliciones, creado por Pinochet y sus asesores para proteger en el Congreso a la centroderecha con la llegada de la democracia, excluyendo a agrupaciones políticas que no formaran parte de las dos principales coaliciones del país.

“El sistema binominal no sólo debe ser cambiado por la herida que representa su origen, porque distorsiona y subrepresenta a las mayorías, sino porque condena a una nación al empate permanente. No sólo debe ser cambiado porque niega un principio básico de la democracia, que la mayoría mande”, dijo Bachelet.

En concreto, el proyecto propone aumentar en 12 los escaños senatoriales y en 35 los de los diputados. En el caso del Senado, se elegirían 50 senadores y en la Cámara 155 diputados.

Aunque el abanico político que apoya a Bachelet, que va desde comunistas hasta democracristianos, obtuvo suficientes bancas de diputados y senadores en las últimas elecciones, no logró la mayoría calificada para aprobar cambios al sistema político, por lo que debe negociar con la centroderecha la reforma electoral.

El anuncio de Bachelet ocurre un día después de que el Congreso, con los votos clave de algunos parlamentarios de centroderecha, aprobó que los chilenos que viven en el extranjero puedan sufragar en las próximas elecciones.

Reporte de Antonio de la Jara

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below