1 de mayo de 2014 / 16:13 / en 4 años

RESUMEN- Sólido gasto del consumidor refuerza panorama económico de EEUU

Por Lucia Mutikani

Unas personas transportan una televisión mientras realizan unas compras en una tienda de la minorista Best Buy en Framingham, EEUU, nov 25 2011. El gasto del consumidor estadounidense registró en marzo su mayor incremento en más de cuatro años y medio, afianzando las expectativas de que la economía terminó con pie firme un primer trimestre pobre. REUTERS/Adam Hunger

WASHINGTON (Reuters) - El gasto del consumidor estadounidense registró en marzo su mayor incremento en más de cuatro años y medio, afianzando las expectativas de que la economía terminó con pie firme un primer trimestre pobre.

El cuadro del crecimiento también fue favorecido por datos del jueves que mostraron que la actividad de las fábricas se aceleró por tercer mes consecutivo en abril.

El Departamento de Comercio dijo que el gasto del consumidor se incrementó un 0,9 por ciento tras subir un 0,5 por ciento en febrero. El avance de marzo fue el mayor desde agosto del 2009 y superó las previsiones de los economistas de un alza de 0,6 por ciento.

El consumo explica más de dos tercios de la demanda agregada de la economía de Estados Unidos.

En otro reporte, el Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM, por sus siglas en inglés) dijo que su índice de la actividad fabril a nivel nacional creció a 54,9 el mes pasado desde 53,7 en marzo.

Fue la mejor lectura desde diciembre y reflejó una recuperación del empleo manufacturero. Pero los nuevos pedidos se mantuvieron sin cambios.

Los reportes optimistas se sumaron a otros datos, del empleo y la producción industrial, para sugerir que la economía estadounidense cobró impulso al final de un difícil primer trimestre, ofreciendo una plataforma para una expansión más veloz en el período abril-junio.

“Refuerza nuestra expectativa de un desempeño de 3,5 por ciento o mejor del crecimiento en el segundo trimestre”, dijo Millan Mulraine, un economista de TD Securities en Nueva York.

La economía creció a un ritmo anualizado de solo 0,1 por ciento en los tres primeros meses del año. Sin embargo, los economistas y los funcionarios atribuyeron la desaceleración al impacto de un invierno brutal.

Una moderación en el ritmo del reabastecimiento de bienes por parte de los negocios, que probablemente sea temporaria, también pesó en el crecimiento.

Si bien otro reporte, del Departamento de Trabajo, reflejó un alza imprevista en el número de estadounidenses que pidieron por primera vez el seguro de desempleo la semana pasada, la tendencia general de este indicador siguió apuntando a una mejora de la situación del mercado laboral.

Las solicitudes iniciales del seguro de desocupación se incrementaron en 14.000 a un total desestacionalizado de 344.000. Los economistas habían proyectado una caída a 319.000.

Las solicitudes son volátiles en esta época del año porque los cambios de días en que caen los feriados de Pascuas y los recesos escolares primaverales dificultan los cálculos de estacionalidad.

El promedio móvil de cuatro semanas de las nuevas solicitudes, considerado una mejor medición de la situación subyacente del mercado laboral porque suaviza la volatilidad semanal, subió solo 3.000 a 320.000.

“El cuadro del mercado laboral en general no ha cambiado materialmente y prevemos otra lectura firme del empleo en abril” dijo Bricklin Dwyer, economista de BNP Paribas en Nueva York.

El viernes el gobierno dará a conocer su informe mensual de la evolución de las nóminas no agrícolas en abril y se espera que reporte un incremento de 210.000 tras la subida de 192.000 en marzo, de acuerdo con un sondeo de Reuters.

Se proyecta que la tasa de desempleo bajará en una décima a 6,6 por ciento.

AMPLIO AVANCE DE GASTOS

En marzo, el gasto del consumidor fue alentado por una escalada del 1,4 por ciento en las compras de bienes. El gasto en bienes duraderos aumentó 2,7 por ciento, el mayor crecimiento desde marzo del 2010.

El gasto en servicios también subió un sólido 0,7 por ciento, reflejando la mayor demanda de servicios públicos y de salud.

Ajustado por inflación, el consumo subió un 0,7 por ciento en marzo tras crecer 0,4 por ciento en febrero. El incremento del llamado gasto real del consumidor también fue el mayor desde agosto de 2009.

Los ingresos subieron un 0,5 por ciento en marzo, el mayor aumento desde agosto, tras elevarse un 0,4 por ciento en febrero. Los ingresos siguen impulsados por los subsidios del gobierno para pagos de salud.

Como el gasto excedió a los ingresos en términos de crecimiento, la tasa de ahorro bajó a 3,8 por ciento en marzo desde 4,2 por ciento en febrero. Fue la más baja desde enero del 2013.

Pese a la subida del consumo, la inflación siguió con una evolución benigna en marzo.

Un índice de precios basado en el consumo creció un 0,2 por ciento tras avanzar 0,1 por ciento en febrero. En términos anuales, aumentó un 1,1 por ciento en marzo comparado con un avance de 0,9 por ciento en febrero.

Sin contar alimentos ni energía, los precios también subieron un 0,2 por ciento tras un 0,1 por ciento en febrero.

reporte de Lucia Mutikani; reporte adicional de Ryan Vlastelica. Editado por Gabriel Burin

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below