4 de mayo de 2014 / 12:48 / hace 3 años

Acuerdo con AstraZeneca pone en riesgo empleos en centros de Pfizer en EEUU

Un hombre camina frente a la sede central de la farmacéutica estadounidense Pfizer en Nueva York. 28 de abril, 2014.Andrew Kelly

Por Ransdell Pierson y Bill Berkrot

NUEVA YORK (Reuters) - Los empleados de los centros de investigación en Estados Unidos de Pfizer, como el de La Jolla en California que se especializa en fármacos contra el cáncer, podrían tener que desempolvar sus currículum si se concreta la propuesta de adquisición presentada a la británica AstraZeneca.

Pfizer Inc dijo el viernes que estaba resuelto a alcanzar un acuerdo que le permita restaurar su estatus como la mayor compañía farmacéutica del mundo, pese al rechazo de AstraZeneca a la última propuesta en acciones y efectivo por 63.000 millones de libras (106.000 millones de dólares).

A fin de dar mayor seguridad al Gobierno británico sobre su propuesta, Pfizer ha prometido que la compañía combinada mantendría el 20 por ciento de su fuerza laboral para investigación y desarrollo en el país europeo.

También se comprometió a completar la construcción de un centro de investigación planeado por AstraZeneca en Cambrigde, Inglaterra, y a mantener una planta de manufacturas en la ciudad norteña de Macclesfield.

"No hay duda para mí de que si ellos están haciendo estas concesiones al Gobierno británico habrá recortes (de empleos) en este lado del Atlántico (Estados Unidos)", dijo Raghuram Selvaraju, analista de activos del sector de salud en Aegis Capital.

Las reducciones de gastos a través de eliminación masiva de puestos de trabajo, un proceso normalmente descrito por las compañías como "sinergias", son un componente clave de cualquier fusión de envergadura. Un acuerdo entre Pfizer y AstraZeneca no sería diferente.

Dado que el acuerdo daría a Pfizer un control del extenso y prometedor negocio de fármacos contra el cáncer en desarrollo de AstraZeneca, el centro de investigación de cáncer y vacunas de la compañía estadounidense en la costa del Pacífico cerca de San Diego podría quedar en dificultades.

"Si yo fuera un empleado de investigación y desarrollo de Pzifer en Estados Unidos, y esta fusión se concreta, estaría muy preocupado por mi trabajo, especialmente si me encontrara en La Jolla", dijo Selvaraju.

"Pfizer tiene un historial de cierre de instalaciones, ellos no reducen el personal sino que cierran por completo una instalación, toman sus activos y se mudan", explicó.

Pfizer declinó emitir comentarios sobre si habría recortes de empleos y dónde se producirían. La compañía no ha revelado cuántas personas trabajan en las instalaciones de La Jolla u otros centros de investigación estadounidenses.

MENOS PROTECCION PARA EMPLEADOS EEUU

El campus de La Jolla de 25 acres incluye cinco edificios que totalizan más de 4.600 metros cuadrados, con laboratorios y equipos especializados.

John LaMattina, jefe de investigación de Pzifer entre el 2004 y el 2007, y actual socio de PureTech Ventures en Boston, concordó en que los empleos de investigación del cáncer en La Jolla y de los investigadores de neurociencia en Cambridge, Massachusetts, posiblemente estarían en riesgo.

Dijo que Pfizer también podría desmantelar su investigación sobre inmunología y enfermedades respiratorias de Estados Unidos dadas las operaciones ya existentes de AstraZeneca en Gran Bretaña.

"Si yo estuviera en cualquiera de esos lugares, estaría preocupado de que este acuerdo se lleve a cabo", dijo LaMattina, quien destacó que tres sitios de investigación oncológica que existían cuando él estaba al mando fueron consolidados más tarde en la actual instalación en California.

Pfizer invirtió 6.680 millones de dólares en desarrollo e investigación en el 2013, por debajo del presupuesto de 7.480 millones de dólares en el 2012. En la cúspide de proyectos tras la adquisición en 2009 de Wyeth, los gastos para investigación y desarrollo ascendían a 11.000 millones de dólares.

Pero con la promesa de Pfizer de proteger la investigación británica, los empleos en los centros en investigación de neurociencia y oncología de AstraZeneca y su operación de MedImmune en Gaithersburg, Maryland, también podrían sufrir recortes de empleos.

Selvaraju dijo que los despidos en Estados Unidos parecían probables porque los trabajadores contaban con menos protección legal que en Europa.

"Es más sencillo echar a las personas", sostuvo, y destacó que los empleadores no requieren poner en aviso a sus trabajadores con demasiada anticipación para despedirlos.

El analista de Leerink Partners Seamus Fernandez estuvo de acuerdo en que una proporción significativa de las sinergias "provendrá de las sobreposiciones en Estados Unidos". También prevé que algunos recortes se produzcan por la duplicidad de puestos en mercados emergentes y en Alemania.

"Este acuerdo tiene mucho sentido desde el punto de vista del negocio", dijo LaMattina. "Pero es una porquería para los trabajadores de investigación y desarrollo", sostuvo.

Editado en español por Marion Giraldo y Gabriela Donoso

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below