13 de mayo de 2014 / 11:14 / hace 3 años

Datos económicos de China en abril ofrecen imagen pesimista

Por Aileen Wang y Koh Gui Qing

PEKIN (Reuters) - La actividad económica de China mostró una debilidad generalizada en abril, al tiempo que los datos desde la producción a la inversión y el consumo incumplieron las expectativas del mercado, lo que provocó nuevos llamados para que Pekín relaje sus políticas para apuntalar el crecimiento.

Meses de desempeño mediocre y señales crecientes de debilidad en el mercado de la vivienda han llevado a algunos analistas e inversores a preguntarse si se necesita más estímulo para evitar que la expansión económica este año caiga por debajo del objetivo oficial en torno a un 7,5 por ciento.

El banco central de China pidió el lunes a los bancos comerciales que agilicen la concesión de créditos inmobiliarios y fijen las tasas hipotecarias a niveles razonables, dijeron fuentes a Reuters, lo que subraya la preocupación de que cualquier deterioro fuerte del mercado de la vivienda podría ejercer más presión sobre la segunda economía más grande del mundo.

El dato más preocupante fue la inversión en activos fijos, que creció un 17,3 por ciento en los primeros cuatro meses del 2014 frente al mismo período un año atrás, a su ritmo más débil desde que el Gobierno comenzó un nuevo método estadístico en el 2011.

Los datos de producción industrial en abril también decepcionaron al mercado, con un crecimiento del 8,7 por ciento respecto al año anterior, lo que se compara con el pronóstico promedio de un alza del 8,9 por ciento.

Las ventas minoristas también incumplieron las previsiones con un alza de un 11,9 por ciento durante el mismo período, dijo el martes la Oficina Nacional de Estadísticas.

"Si el Gobierno sigue considerando que el logro de un objetivo de crecimiento del 7,5 por ciento es importante para su credibilidad, la política monetaria de China tendrá que jugar su papel necesario mediante una mayor expansión con el fin de ayudar a sacar a la economía de un estado de letargo", dijo Liu Li -Gang y Zhou Hao, economistas de ANZ, en una nota a clientes.

Pekín ha dado a conocer una serie de medidas específicas en lo que va del año para ayudar a apuntalar la economía, que cayó a un mínimo en 18 meses en el primer trimestre y se encamina a reportar su desempeño más débil en 24 años en el 2014.

Estas medidas incluyen una inversión acelerada en las construcciones ferroviarias y en los barrios pobres, aliviar los requisitos de reservas para los bancos rurales y exenciones impositivas para las empresas más pequeñas.

Pero los economistas dijeron que las medidas no son lo suficientemente dramáticas como para evitar la ralentización persistente en la economía, sobre todo en momentos en que la debilidad del mercado inmobiliario añade un nuevo riesgo significativo.

"Las cifras (de inversión en activos fijos) básicamente nos dice que la crisis de la vivienda ha contrarrestado con creces la campaña de inversión por parte del Gobierno hasta ahora", dijo Wei Yao, economista para China de Societe Generale en Hong Kong.

Los ingresos por ventas de propiedades cayeron en un 7,8 por ciento en los primeros cuatro meses del año en comparación con el mismo período del año pasado, también mostraron los datos del martes.

El sector de bienes raíces afecta directamente a cerca de 40 otras industrias en China y es considerado un pilar fundamental de la economía.

Equipo Económico de China. Editado en español por Carlos Aliaga

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below