for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias de Negocios

Las precauciones de las rentas bajas ralentizan la recuperación del consumo chino

FOTO DE ARCHIVO: Varias personas llevan mascarilla en un área comercial de Chengdu, China. 8 de septiembre de 2020. REUTERS/Tingshu Wang

PEKÍN, 24 sep (Reuters) - Meses después de que China pusiera bajo control su brote de coronavirus los consumidores están volviendo a gastar dinero poco a poco, pero la memoria fresca de los duros días de encierro sigue pesando sobre muchos hogares de bajos ingresos que prefieren conservar su dinero.

Si bien la recuperación de China de una contracción sin precedentes en el primer trimestre está muy por delante de la mayoría de los demás países, se ha producido de forma desigual. La persistente debilidad en el consumo podría complicar el impulso del presidente Xi Jinping para frenar la dependencia del país de los volátiles mercados extranjeros.

Las fábricas se recuperaron con relativa rapidez de la parálisis del confinamiento, pero la confianza de los consumidores se ha ido recuperado lentamente en la segunda economía más grande del mundo.

Hubo que esperar hasta agosto para que las ventas al por menor volvieran a crecer finalmente, con un aumento interanual del 0,5%. Las ventas de los primeros ocho meses fueron un 8,6% más bajas que las del mismo período del año pasado.

Pero mientras que el gasto en artículos de lujo como los bolsos de Prada se recuperó rápidamente del shock del virus, el consumo de bienes y de servicios esenciales se recupera más lentamente. Las precauciones extra de los hogares de rentas bajas es una de las razones clave, según los analistas.

“Vivimos de los ahorros pero es difícil, tratamos de comprar sólo lo necesario”, dijo Zhou Ran, un decorador autónomo en la ciudad de Xinxiang, que no pudo trabajar durante cuatro meses a principios de este año debido a las restricciones impuestas por la pandemia.

Las ventas de ropa y zapatos siguen siendo un 15% inferiores en los primeros ocho meses del año, mientras que las ventas de combustible y otros productos derivados del petróleo han bajado un 17,3%. Los ingresos por ventas de alimentos y bebidas cayeron más del 26% en este período.

Los analistas seguirán de cerca los datos y los informes de ventas de las empresas durante las vacaciones de la llamada “Semana Dorada” de China, del 1 al 8 de octubre, para medir la rapidez con la que se está recuperando la confianza de los consumidores.

Información de Sophie Yu, Gabriel Crossley, y Yawen Chen; editado por Kim Coghill; traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk

Nuestros Estándares: Los principios Thomson Reuters.

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up