for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias de Negocios

Crecimiento de la actividad fabril en China se ralentiza en agosto

Foto de archivo de empleados usando mascarillas en una fábrica en Pekín, China. May 13, 2020. REUTERS/Thomas Peter

PEKÍN, 31 ago (Reuters) - La actividad fabril de China creció a un ritmo más lento en agosto, ya que las inundaciones en el suroeste interrumpieron la producción, mientras que las empresas más pequeñas continuaron con problemas, lo que podría moderar una recuperación económica sólida del impacto del coronavirus.

El índice oficial de gerentes de compras de manufacturas (PMI) cayó levemente a 51 en agosto desde 51,1 en julio, mostraron el lunes los datos de la Oficina Nacional de Estadísticas, pero se mantuvo por encima de la marca de 50 puntos que separa el crecimiento de la contracción. Analistas esperaban que subiera a 51,2.

El vasto sector industrial de China está regresando a los niveles vistos antes de que la pandemia paralizara grandes sectores de la economía, ya que la menor demanda, la expansión de la infraestructura impulsada por los estímulos y las exportaciones sorprendentemente resistentes impulsan una recuperación, que sin embargo sigue siendo desigual.

Un subíndice para la actividad de las pequeñas empresas se situó en 47,7 en agosto, por debajo del 48,6 de julio, con más de la mitad reportando falta de demanda y más del 40% reportando tensiones financieras.

El PMI oficial, que se centra principalmente en las empresas grandes y estatales, también mostró que el subíndice de nuevos pedidos de exportación se situó en 49,1 en agosto, desde el 48,4 del mes anterior y sugiriendo un rebote desde la tendencia contractiva tras el impacto de COVID.

Todos los indicadores económicos que van desde el comercio hasta los precios al productor sugieren una recuperación en el sector industrial.

El banco de inversión HSBC espera que la economía de China se expanda un 5,4% en el tercer trimestre respecto al mismo período del año anterior, seguido de una expansión del 6,2% en el cuarto trimestre, lo que devolverá el crecimiento del país a los niveles anteriores al COVID.

Pero algunos analistas temen que la recuperación se estanque, perjudicada por las crecientes tensiones entre Washington y Pekín y por una nueva ola de infecciones locales en el invierno.

La economía, que creció un 3,2% en el segundo trimestre interanual, se expandiría un 2,2% este año, su desempeño más débil en más de tres décadas.

Reporte de Stella Qiu y Ryan Woo. Editado en español por Javier Leira

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up