for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
México

Tormenta Iota se aproxima a Centroamérica con vientos huracanados

CIUDAD DE GUATEMALA/TEGUCIGALPA, 14 nov (Reuters) - La tormenta tropical Iota se aproximaba el sábado a Centroamérica con vientos de más de 65 kilómetros por hora y se esperaba que se convierta en un “huracán intenso” en las próximas horas, dijeron autoridades, mientras empezaban a evacuar a la población de zonas vulnerables al ciclón.

Centroamérica aún no termina de reponerse de los estragos causados por la tormenta Eta, que, la semana pasada, dejó más de un centenar de fallecidos, decenas de miles de damnificados y evacuados e infraestructura destrozada en toda la región.

Una de las áreas más golpeadas fue la zona central guatemalteca Alta Verapaz, donde una montaña se derrumbó sobre el poblado Quejá, enterrando vivas a decenas de personas. Ante la imposibilidad de encontrar a los atrapados bajo metros de lodo y piedras, la zona será declarada camposanto.

“El fortalecimiento constante a rápido es probable comenzando esta noche (sábado) o el domingo y se pronostica que Iota sea o este cerca de un huracán intenso cuando se aproxime a Centroamérica”, dijo el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

“(La tormenta traerá consigo) vientos peligrosos, marejada ciclónica e impactos de lluvias en la región”, agregó.

A las 09.00 hora local (1500 GMT) la tormenta se ubicaba a unos 590 kilómetros al sur de Kingston, Jamaica, y avanzaba hacia el oeste suroeste a siete kilómetros por hora (km/h) con vientos máximos sostenidos de 65 km/h y ráfagas más fuertes, según datos del NHC.

La entidad, con sede en Miami, estimó que Iota se moverá a través del centro del mar Caribe durante los próximos días y se adentrará en tierra el lunes por el cabo Gracias a Dios, que divide Nicaragua de Honduras. En ambos países avanzaban las evacuaciones preventivas de pobladores.

MIEDO, PREOCUPACIÓN

El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, externó el sábado su preocupación por la tormenta que se avecina por lo que pidió que se inicien las evacuaciones en las regiones por donde pasaría Iota, muchas de las que ya fueron afectadas por Eta.

“Nos preocupa la franja transversal, ese es el área de Alta Verapaz, Quiché. Nos preocupa, creemos que son las áreas donde mayor impacto podríamos tener. En Izabal va a llover mucho”, dijo Giammattei. “Esperamos que Dios nos ayude”, agregó.

Más temprano, un deslizamiento de tierra en la aldea Pajcó, del departamento Chiquimula, en el este de Guatemala, dejó tres fallecidos y cinco desaparecidos, según la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred).

En Honduras, donde Eta dejó 64 muertos, ocho desaparecidos y severos daños a puentes, carreteras y cultivos, el presidente, Juan Orlando Hernández, pidió el sábado a la población que vive en zonas de riesgo que evacúe a los albergues más cercanos.

“La tormenta Iota viene a poner de nuevo en alto riesgo nuestras vidas y nuestra economía”, sostuvo el mandatario.

En la comunidad Cruz de Valencia, del municipio La Lima, en el noroeste de Honduras, se respiraba miedo.

“Hay que salir, hay que salvar nuestras vidas”, confesó Erick Gómez, un poblador de la zona, una de las más golpeadas por las inundaciones dejadas por Eta. Gómez se disponía a abandonar nuevamente su vivienda luego de que tuviera que aferrarse a un árbol para salvarse de las inundaciones.

“Tenemos miedo por lo que acabamos de sufrir con Eta, no queremos volver a pasar por lo mismo”, agregó. (Reporte de Sofía Menchú en Cuidad de Guatemala y Gustavo Palencia en Tegucigalpa; Reporte adicional de Elida Moreno en Cuidad de Panamá, Nelson Rentería en San Salvador, Álvaro Murillo en San José e Ismael López; Escrito por Diego Oré en Ciudad de México)

Nuestros Estándares: Los principios Thomson Reuters.

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up