for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias de Negocios

Huracán Laura se fortalece y se dirige al corazón de la refinación petrolera de EEUU

Una vista satelital del huracán Laura, el 25 de agosto de 2020, en esta imagen fija de un video obtenido a través de las redes sociales. NOAA vía REUTERS

HOUSTON, EEUU, 26 ago (Reuters) - El huracán Laura se fortaleció el miércoles cuando pasaba sobre las plataformas de producción de petróleo evacuadas en el Golfo de México y apuntaba al centro de refinación de la industria energética en las costas de Texas y Luisiana.

Se prevé que la tormenta se convierta en un huracán de categoría 4 con vientos catastróficos de 209 kilómetros por hora que llevarán las aguas del océano hasta 48 kilómetros tierra adentro, según los meteorólogos.

Medio millón de personas en los dos estados han huido de la tormenta, obstruyendo las carreteras fuera del área. Se anticipa que Laura se disipará rápidamente después de que toque tierra, ya sea a finales del miércoles o principios del jueves, con el mayor peligro más por el viento y las mareas de tormenta que por la lluvia.

Nueve plantas de procesamiento de petróleo que convierten cerca de 2,9 millones de barriles de petróleo por día en combustible, y que representan alrededor del 15% del procesamiento de Estados Unidos, fueron cerradas. Chevron Corp y Motiva Enterprises detuvieron dos refinerías de petróleo en el área el miércoles.

La vía de la tormenta traerá vientos devastadores y una marea de tempestad a un área que se extiende desde Port Arthur en Texas hasta Lake Charles en Luisiana, según los meteorólogos, un área con media docena de grandes refinerías de petróleo y plantas de procesamiento de gas natural.

La tormenta más potente que ha golpeado la zona desde el huracán Rita en 2005 podría provocar una marea de hasta 4,6 metros en las plantas a lo largo de la frontera entre Texas y Luisiana, dijo el Centro Nacional de Huracanes.

La zona costera verá olas grandes y destructivas acompañadas de una marea de tempestad que “podría penetrar hasta 30 millas (48 kilómetros) tierra adentro desde la línea costera”, según el meteorólogo del Centro Nacional de Huracanes Daniel Brown.

Los productores de petróleo habían evacuado el martes 310 instalaciones petroleras en alta mar y cerraron 1,56 millones de barriles por día (bpd) de producción de crudo, el 84% de la producción en alta mar del Golfo de México.

Mientras la tormenta se preparaba para golpear la frontera entre Texas y Luisiana, las refinerías más al oeste esperaban aguantarla. Marathon Petroleum Corp planea una producción normal en su gran refinería de Texas City, según personas familiarizadas con el asunto. La empresa no respondió de inmediato a los pedidos de comentarios.

Reporte de Erwin Seba; Editado en español por Javier López de Lérida

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up