15 de diciembre de 2014 / 20:28 / en 3 años

Perú dice daño a líneas de Nasca es irreparable, evalúa pedir extradición activistas de Greenpeace

LIMA, 15 dic (Reuters) - Perú dijo el lunes que el daño a la zona protegida de las líneas de Nasca es irreparable y que evalúa pedir la extradición de activistas de la organización ambientalista Greenpeace, que ingresaron a esa zona histórica para protestar por el cambio climático.

La ministra de Cultura, Diana Álvarez-Calderón, afirmó en una rueda de prensa que un equipo de expertos constató con la ayuda de drones (vehículos aéreos no tripulado) los daños ocasionados por activistas de Greenpeace hace una semana en la zona donde están ubicadas las enigmáticas líneas de Nasca.

“El daño provocado es irreparable y las disculpas ofrecidas por la organización ambientalista no bastan”, precisó.

Los activistas de Greenpeace entraron en el desierto de Nasca y desplegaron letras de tela de gran tamaño con un mensaje de protesta, tratando de llamar la atención de los líderes mundiales que se reunieron la semana pasada en Lima para discutir medidas contra el calentamiento global.

Las líneas de Nasca, una zona protegida a la que se prohíbe el acceso, son jeroglíficos de animales que datan de hace más de 1.500 años y que sólo pueden ser apreciados en todo su esplendor desde el aire.

Un día después de la incursión, el Gobierno presentó una denuncia contra Greenpeace ante un fiscal y solicitó impedir la salida del país de los responsables, que podrían enfrentar cargos por el delito contra el patrimonio cultural y penas de hasta ocho años de prisión, según las autoridades locales.

Álvarez-Calderón dijo que, según informaciones de las autoridades locales, los activistas salieron del país antes de que un juez formalizara la detención de los responsables debido a que no están plenamente identificados.

“Tenemos que seguir los procesos cuando una persona no está en el Perú, un proceso de extradición si lo dice el juez o una reparación civil contra Greenpeace”, afirmó la ministra.

La funcionaria dijo que la organización no ha proporcionado los nombres de los activistas, aunque Greenpeace había informado que los representantes que llegaron al país eran de Brasil, Argentina, Chile, España, Alemania, Italia y Austria.

La fiscal del caso dijo que 12 personas habrían ingresado a la zona protegida para poner su mensaje cerca del Colibrí, una de las famosas y emblemáticas figuras de Nasca.

El área afectada es de 1.600 metros cuadrados, y según una inspección “se detectaron daños irreparables” en la zona lateral de la figura del Colibrí, según la fiscalía local.

La incursión de Greenpeace generó críticas en Perú ante el temor de que haya producido daños en las líneas, pero la ONG respondió por Facebook en ese momento que no dañó los trazos pues colocó paños amarillos en el suelo lejos de las figuras.

“Tiempo de cambio: El futuro es renovable”, decía el mensaje de la organización que fue difundido a nivel global.

Greenpeace, que ha dejado de usar esas imágenes como propaganda, se disculpó y dijo que su director, Kumi Naidoo, permanecerá en Lima para colaborar con las investigaciones.

Las líneas de Nasca, declaradas patrimonio mundial por la UNESCO en 1994, están ubicadas a 450 kilómetros al sur de Lima. (Reporte de Marco Aquino. Editado por Javier Leira)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below