6 de diciembre de 2016 / 18:57 / hace un año

Presidente Temer no sería el salvador que esperaban los brasileños

Por Paulo Prada

RIO DE JANEIRO, 6 dic (Reuters) - Cuando Michel Temer asumió la presidencia de Brasil, en mayo, muchos esperaban que su administración pudiera sobreponerse al estancamiento político, los escándalos de corrupción y los problemas económicos que afectan al país.

Pero siete meses después, los problemas del país parecen tan enormes como cuando Temer y sus aliados del Congreso orquestaron el juicio político contra Dilma Rousseff. El gobierno está asediado por escándalos, una legislatura inmanejable y una economía que anotaría su tercer año de recesión.

“Ya tenemos una crisis de confianza tan mala como la que tuvimos con Dilma”, observó Cristovam Buarque, senador veterano de izquierda que fue atacado por sus compañeros por apoyar el juicio político contra Rousseff. “No se ven señales de que el país pueda salir de este lío”.

Temer fue vicepresidente de Rousseff y ayudó a crear ese lío, según sus detractores. Además, su Partido de Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) fue parte clave de la coalición del Partido de los Trabajadores (PT) de la ex presidenta.

El mandatario, que dice que su especialidad es el “arbitraje de conflictos”, no es el salvador que anhelaban muchos brasileños. “Es alguien conocido por adaptarse, no por liderar con ideas, certeza y fortaleza”, declaró Rafael Cortez, cientista político de la consultora Tendencias, en Sao Paulo.

Pese a que el gobierno insiste en que sacará al país del abismo, muchos brasileños se están impacientando, recordando el auge económico previo al gobierno de Rousseff. El desempleo está llegando al 12 por ciento, la economía se contrajo por séptimo trimestre seguido, la confianza está tan baja que las empresas no invierten y los consumidores no gastan, y muchos estados están tan sumidos en la quiebra que es probable que requieran rescates completos.

CRISIS FISCAL Y POLÍTICAS CAÓTICAS

Para abrir paso al crecimiento futuro, Temer apostó por dos medidas que los economistas dudan hagan más eficiente a Brasil: una enmienda constitucional para limitar el gasto del gobierno y una reforma al oneroso sistema de seguridad social. Pero aun si se aprobaran raudamente, aportarían poco alivio inmediato.

“Tenemos en frente una crisis fiscal horrenda y el gobierno no piensa más que en el mediano y el largo plazo”, acusó Monica de Bolle, economista del Peterson Institute for International Economics. La experta sugiere recurrir al Fondo Monetario Internacional -casi una blasfemia para quienes se enorgullecen de haber superado décadas de asistencia exterior.

La enredada situación política es agravada por la tensión creciente entre los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Recientemente, Temer perdió al cuarto miembro de su gabinete tras acusaciones de recepción de sobornos.

El lunes, el Supremo Tribunal Federal despojó a Renan Calheiros, del PMDB, de la presidencia del Senado y se espera que su reemplazante, del PT, demore la votación de la enmienda constitucional para el techo al gasto público. Además, la cámara de Diputados, asustada por un acuerdo de culpabilidad de varios empleados de Odebrecht SA que podría hundir a decenas de congresistas, indignó al país la semana pasada al aprobar un proyecto de ley que suaviza una ley contra la corrupción.

La consultora de riesgo político Eurasia Group indicó el lunes que las probabilidades de que Temer no concluya su presidencia subieron a 20 por ciento, en base al descontento creciente y a las posibles consecuencias de la pesquisa, que podría tocar al propio mandatario.

Pero tras haber vivido ya un traumático proceso de destitución, son pocos los brasileños que quieran otro gobierno abortado. Aun con lo impopular que es Temer, cuyos índices de aprobación están atascados en torno al 14 por ciento, algunos no ven beneficio en que fracase. (Reporte de Paulo Prada, Editado en español por Janisse Huambachano)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below