12 de diciembre de 2016 / 14:40 / en un año

Campo petrolero de Occidental en Colombia reinicia producción

BOGOTÁ, 12 dic (Reuters) - La estadounidense Occidental Petroleum Corp reanudó la producción de crudo en el campo de Caño Limón en Colombia, que permaneció suspendida más de una semana por una escalada de ataques de la guerrilla del ELN contra un oleoducto, informaron el lunes fuentes militares y de la industria petrolera.

El oleoducto Caño Limón-Coveñas, que transporta el crudo desde los campos hasta un puerto del Mar Caribe para su exportación, no funcionó desde mediados de noviembre por una serie de ataques con bombas atribuidos por las autoridades militares al Ejército de Liberación Nacional (ELN), la segunda fuerza rebelde del país.

El ducto solo reanudó el bombeo de petróleo la semana pasada después de que concluyeron las labores de reparación, lo que permitió restablecer la producción del campo que había suspendido actividades después de que los tanques alcanzaron su máxima capacidad de almacenamiento.

“En este momento las actividades de producción del campo son normales después de que se reanudaron y los oleoductos para evacuar el crudo funcionan sin problemas”, dijo a Reuters el general Álvaro Vicente Pérez, comandante de la Fuerza de Tarea Quirón, con jurisdicción en la zona.

El yacimiento de Caño Limón, ubicado en el departamento de Arauca, cerca a la frontera con Venezuela, produce alrededor de 50.000 barriles diarios. El oleoducto de 780 kilómetros de longitud puede transportar hasta 210.000 barriles diarios.

Los ataques de la guerrilla del ELN contra la infraestructura petrolera son frecuentes en medio del conflicto interno de más de medio siglo que ha dejado 220.000 muertos y millones de desplazados. Solo en lo que va del 2016 los más de 40 ataques contra el Caño Limón-Coveñas han provocado el derrame de 22.000 barriles de crudo y una grave contaminación ambiental.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, acordó a finales de marzo iniciar una negociación de paz con el ELN, pero el diálogo continúa estancado por la negativa del grupo rebelde, conformado por menos de 2.000 combatientes, a suspender los secuestros y los ataques a la infraestructura petrolera. (Reporte de Luis Jaime Acosta, Editado por Juana Casas)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below