7 de noviembre de 2017 / 15:05 / hace un mes

Uber y aplicaciones rivales unen esfuerzos en Brasil para frenar medidas regulatorias

Por Anthony Boadle

BRASILIA, 7 nov (Reuters) - Uber Technologies Inc formó una alianza sin precedentes en Brasil con otros servicios de transporte de pasajeros, incluido su principal rival local 99, a fin de sumar apoyo público que lleve a bloquear una serie de normas que amenazan la forma en que opera el creciente mercado.

A pesar de dominar el sector en Brasil, Uber unió fuerzas con tres aplicaciones más pequeñas para ir sumando más apoyo en la opinión pública, tras lograr convencer la semana pasada a senadores de eliminar partes de un proyecto de ley que efectivamente habría convertido a estas compañías en servicios regulares de taxis.

En momentos en que Uber enfrenta una posible prohibición para operar en Londres y varias investigaciones federales en Estados Unidos, la nueva presidenta ejecutiva de la compañía, Dara Khosrowshahi, necesitaba una victoria en Brasil, que es el segundo mercado más grande de la empresa tras Estados Unidos.

Junto con la española Cabify y las aplicaciones brasileñas 99 y Lady Driver, que se enfoca en contar con conductoras y clientes mujeres, Uber reclutó personas influyentes a nivel digital e inundó las redes sociales con mensajes en que pide a sus usuarios presionar a los legisladores.

Bajo el lema “Juntos por la movilidad”, las aplicaciones lograron congregar a miles de sus conductores para protestar en las calles de las ciudades brasileñas, mientras que los gerentes de Uber, 99 y Cabify grabaron un video en el que advierten a los brasileños que este tipo de servicios de pasajeros podía verse muy afectado por la trabas burocráticas.

La colaboración con competidores puede ser una temprana señal de la estrategia de Khosrowshahi de luchar contra las duras regulaciones con un enfoque menos confrontacional que su predecesor Travis Kalanick.

“Pedimos a los conductores y usuarios que se movilicen reuniendo firmas en apoyo de una regulación alternativa para las aplicaciones”, dijo Fabio Sabba, portavoz jefe de Uber en Brasil, que agregó que 816.000 personas firmaron la petición presentada al Congreso.

En su proyecto de ley reformado, los senadores retiraron los requisitos para que los conductores sean dueños de sus automóviles y utilicen las mismas matrículas rojas que usan los taxis públicos, aunque mantuvieron la prohibición para realizar viajes fuera de la ciudad donde está registrado el vehículo.

Si bien los conductores aún tendrán que registrarse con las autoridades municipales, no serán clasificados como transporte público si las enmiendas son válidas, y ninguna ciudad podría prohibir ni limitar los servicios de transporte de automóviles.

“Juntos aumentamos la conciencia pública sobre el tema y el Senado aceptó las enmiendas”, dijo Daniel Bedoya, gerente en Brasil de Cabify, que opera en 11 países y nunca antes se había asociado con Uber.

Las empresas de reservas de transporte terrestre dijeron que confían en que la presión pública influirá en la Cámara baja de Brasil para aceptar las enmiendas del Senado, un hito en los esfuerzos para revertir las duras medidas regulatorias que podrían poner en peligro su rápida expansión global.

Sin embargo, la batalla está lejos de terminar, ya que no hay una fecha programada para la votación final y el izquierdista Partido de los Trabajadores, respaldado por los sindicatos de taxistas, ha prometido deshacer los cambios. (Reporte de Anthony Boadle. Editado en español por Rodrigo Charme)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below