20 de noviembre de 2017 / 11:15 / hace un mes

RPT-ACTUALIZA 3-Argentina sigue búsqueda de submarino desaparecido, no logra rastrear origen señales satelitales

(Repite nota publicada la noche anterior. Texto sin cambios)

Por Luc Cohen, Walter Bianchi y Marcos Brindicci

MAR DEL PLATA, Argentina/BUENOS AIRES, 19 nov (Reuters) - La búsqueda de un submarino militar argentino que desapareció en el Atlántico Sur con 44 tripulantes hace cuatro días avanzaba con dificultad el domingo por la persistencia de un temporal, mientras que unos llamados satelitales que se creía podían venir de la nave no dieron frutos favorables para el operativo.

El Ministerio de Defensa dijo que el submarino habría tratado de realizar siete llamadas satelitales el sábado y que estaba trabajando con una empresa estadounidense para localizar el origen exacto de esas llamadas, lo que llevó esperanza a las familias de la tripulación.

Pero un oficial de la base naval de Mar del Plata -adonde se dirigía el submarino antes de desaparecer- dijo a periodistas el domingo que las señales fueron demasiado débiles e intermitentes como para identificar su punto de origen.

“Desde el punto de vista de los procedimientos de búsqueda, que es lo que nos interesa, no pudieron ser determinantes para fijar un punto en la carta y poder hacer la búsqueda”, dijo Gabriel Galeazzi, comandante de la Agrupación de Buques Hidrográficos de la base, en la noche del domingo.

Más temprano, la firma de comunicaciones satelitales Iridium Communications Inc había dicho que el último llamado registrado desde su dispositivo en el submarino fue el miércoles 15 de noviembre, el mismo día que se perdió el rastro de la nave.

“Es posible que otra empresa de comunicaciones satelitales tenga equipos a bordo del submarino y también estén colaborando en los esfuerzos de búsqueda”, dijo la compañía estadounidense en una nota enviada a Reuters.

El ARA San Juan, un submarino de origen alemán, perdió la comunicación en la mañana del miércoles cuando se encontraba a 432 kilómetros de la costa atlántica de Argentina.

Familiares de los tripulantes se reunían el fin de semana en la base de Mar del Plata, a unos 400 kilómetros de la capital argentina y adonde se dirigía el submarino antes de desaparecer.

Mientras sigue la espera, en la verja que rodea la base de Mar del Plata se podían ver mensajes de apoyo a la tripulación y su familia. En una bandera celeste y blanca del país se leía: “Fuerza Argentina. Confiamos en Dios. Los esperamos.”

“Vamos, hombres de acero. En casa los esperamos”, decía uno de varios carteles escritos a mano y colgados en la cerca.

El Papa Francisco -que nació en el país sudamericano- mencionó la nave perdida en su misa del domingo. “Rezo por los miembros de la tripulación del submarino argentino que está desaparecido”, dijo el pontífice.

LA BÚSQUEDA CONTINÚA

La búsqueda, que incluye el despliegue de más de una docena de aviones y buques de Argentina, Estados Unidos, Reino Unido, Chile y Brasil, ha cubierto sin éxito el 80 por ciento de la superficie del mar en la zona donde se concentra la misión.

Pero un temporal con fuertes vientos de 40 nudos que genera olas de hasta 8 metros está dificultando la búsqueda marítima ya que complica la movilidad en la zona.

“Estamos suponiendo que puede estar en superficie o en inmersión, con o sin propulsión. Eso significa diferentes esfuerzos de búsqueda”, dijo a periodistas Enrique Balbi, portavoz de la Armada, en la tarde del sábado.

Balbi dijo que las autoridades realizarán una búsqueda subacuática con instrumentos que pueden realizar un mapeo tridimensional del fondo marino.

Estados Unidos envió una cámara de rescate submarino, que llegó el domingo a Argentina, y un módulo presurizado de rescate, que arribaría en el inicio de la próxima semana, para asistir en la búsqueda.

En tanto, González dijo que las condiciones climáticas seguirán adversas el lunes. “A partir del martes creemos que las condiciones pueden llegar a mejorar”, señaló.

La Marina estadounidense dijo el domingo que enviará una aeronave con un equipo de 21 personas desde Florida para asistir en el operativo.

La Armada cree que un problema eléctrico en el submarino -que cuenta con propulsión a diésel y eléctrica- podría haber generado un apagón de las comunicaciones. El protocolo indica que las naves deben salir a la superficie cuando se pierde la comunicación.

Según la agencia estatal de noticias Télam, la nave se incorporó a la flota militar argentina en 1985, aunque en 2008 fue sometida a un proceso de “reparación de media vida” que llevó más de dos años y que implicó el reemplazo de sus cuatro motores a diésel y una puesta a punto de sus motores eléctricos. (Reporte de Walter Bianchi y Marcos Brindicci en Mar del Plata, Luc Cohen y Maximiliano Rizzi en Buenos Aires; Reporte adicional de Keith Coffman en Washington y Philip Pullela en Roma; Traducido por Maximiliano Rizzi; Editado por Natalia Ramos)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below