29 de noviembre de 2017 / 4:12 / en 18 días

Aspirante a candidatura presidencial de partido gobernante México ataca a rival izquierdista

Por Dave Graham

CIUDAD DE MÉXICO, 28 nov (Reuters) - Un aspirante a la candidatura presidencial por el partido gobernante de México atacó el martes a su principal rival izquierdista, acusándolo de estar obsesionado con el poder, temeroso de debatir y de haber sido incapaz de combatir la corrupción cuando ocupó un cargo público.

José Antonio Meade, quien renunció el lunes como Secretario de Hacienda para buscar la candidatura a la presidencia por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), trató de desacreditar al exalcalde de Ciudad de México, Andrés Manuel López Obrador, el favorito inicial para las elecciones de julio del 2018.

“No le temo a Andrés Manuel, estoy cierto que le voy a ganar y estoy cierto que le voy a ganar porque hay una diferencia fundamental. En el caso de él lo que hay es hambre de poder y en el caso mío lo que es ánimo de servir y de construir”, dijo Meade a una radio mexicana.

Los escándalos de corrupción han dañado la credibilidad del PRI bajo el mandato de Enrique Peña Nieto, y funcionarios de alto rango consideran a Meade como un fuerte contendor porque evitó mancharse mientras ocupó cargos públicos y no pertenece al partido.

El PRI no comenzará a inscribir candidatos hasta el 3 de diciembre y no elegirá a su candidato oficial hasta el 18 de febrero. Sin embargo, todo apunta a que Meade competirá para reemplazar a Peña Nieto, quien está imposibilitado constitucionalmente de buscar una reelección.

López Obrador, segundo en las últimas dos elecciones, ha combatido por años la corrupción, que promete ser un tema clave de la campaña. Justo después de que Meade señalara su intención de participar en la contienda electoral, López Obrador calificó al PRI como corrupto y predecible.

Meade dio pocos detalles acerca de cómo planea erradicar la corrupción más allá de comprometerse a fortalecer las instituciones, haciéndose eco de la retórica de Peña Nieto, cuyos niveles de aprobación se han desplomado debido, en parte, a su incapacidad por erradicar el problema.

En cambio, Meade, de 48 años, acusó a López Obrador de tratar de evitar el debate, y argumentó que su rival no logró erradicar la corrupción cuando tuvo la oportunidad de ser alcalde de la capital mexicana.

“Quién piense que las respuestas a los problemas de México son sobre una persona (...) (o) sobre ser mesiánico (...) está simplificando la complejidad de construir instituciones que nos den una nación de leyes”, dijo en otra entrevista radial.

Meade, quien ocupó la mayoría de los puestos más importantes del gabinete en dos gobiernos previos de partidos rivales, se esforzó por enfatizar su honestidad, y dijo que no tenía esqueletos en su armario que pudieran lastimarlo.

“Es por eso que me siento muy orgulloso de mirar a mis hijos a los ojos sabiendo que su padre ha trabajado para México con integridad y honor”, declaró. (Reporte de Dave Graham, traducido por Sharay Angulo. Editado por Carlos Aliaga)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below