May 8, 2018 / 3:59 PM / 3 months ago

ACTUALIZA 4-Mercados argentinos recortan parte de sus pérdidas tras anuncio de financiación del FMI

(Actualiza con cierre de mercados, detalles y citas)

Por Jorge Otaola y Maximiliano Rizzi

BUENOS AIRES, 8 mayo (Reuters) - El peso, la bolsa y los bonos de Argentina recuperaron solo una pequeña parte de sus fuertes pérdidas del martes tras el anuncio de que el país está buscando financiamiento del Fondo Monetario Internacional (FMI), luego de que medidas recientes no lograron aplacar la alta volatilidad de los mercados locales.

Argentina ha iniciado conversaciones con el FMI para obtener una línea de apoyo financiero “de manera preventiva”, dijo el presidente Mauricio Macri, en un intento de llevar confianza a inversores que hace días están vendiendo activos del país.

El periódico local Clarín dijo que Argentina buscaría financiamiento por al menos 30.000 millones de dólares. Funcionarios del Gobierno y un portavoz del FMI no quisieron comentar el monto y las condiciones del financiamiento.

“Ante la ausencia de especificaciones de (el ministro de Hacienda, Nicolás) Dujovne sobre los detalles del acuerdo, reaparecieron compras de dólares y ventas de activos”, dijo ABC Mercado de Cambios en un reporte.

El principal índice bursátil, el Merval, se recuperó casi completamente de un caída de un 5,4 por ciento en la mañana del martes, pero con el paso de las horas la ausencia de precisiones sobre el acuerdo con el FMI generó nuevas caídas y el indicador cerró con una contracción del 3,9 por ciento.

En un comunicado, el FMI señaló que buscará trabajar junto al Gobierno argentino para fortalecer la economía doméstica. “Llevaremos estas conversaciones a cabo en breve”, dijo la directora del fondo, Christine Lagarde, en la nota.

El ministro Dujovne viajará en la noche del martes a Washington para reunirse con Lagarde el miércoles, dijo un portavoz de la cartera de Hacienda.

Argentina y el FMI retomaron su relación luego de que Macri llegó al poder a fines de 2015 tras más de una década de Gobiernos de centroizquierda que cortaron lazos con el organismo, al que responsabilizaban por el colapso de 2001-2002, que derivó en una masiva cesación de pagos de deuda.

En el final de una sesión volátil donde otras monedas de la región se debilitaron, el peso cayó el martes un 2,8 por ciento a 22,35/22,60 unidades, luego de haber tocado un mínimo histórico de 23,5 unidades por dólar más temprano, al desplomarse un 6,5 por ciento.

El peso había alcanzado por primera vez en la historia las 23 unidades el jueves pasado, un día antes de que el Banco Central subiera con fuerza su tasa referencial a un 40 por ciento para calmar los mercados financieros.

DÍA DE MIEDO

La persistente devaluación del peso en las últimas semanas a pesar de reiteradas alzas de la tasa de política monetaria del Banco Central también llevó al Gobierno a bajar su meta de reducción del déficit fiscal este año, para mostrar a los inversores su compromiso con el ajuste de las cuentas públicas.

Sin embargo, luego de una recuperación parcial de indicadores financieros el viernes y en el inicio de la sesión del lunes, los mercados locales retomaron la senda bajista y el martes siguieron con pérdidas.

Los bonos extrabursátiles argentinos llegaron a ceder un 1,2 por ciento en promedio, para luego caer un 0,3 por ciento. Las tasas interbancarias saltaron hasta 500 puntos básicos a un 39 por ciento anual, aunque posteriormente descendieron al 38 por ciento, dijeron operadores.

“Es un día que mete miedo”, dijo un experimentado operador cambiario que pidió anonimato, al tiempo que recordaba otras corridas financieras en Argentina durante las últimas décadas.

El riesgo país de Argentina, medido por la banca JPMorgan se recuperó a la zona de las 465 unidades tras el anuncio de Macri, desde los 485 puntos a los que subió más temprano. Igualmente, cayó luego al nivel de 487 puntos a las 2025 GMT.

Agentes cambiarios coinciden en que la volatilidad de los mercados argentinos continuará al menos en el corto plazo debido a la incertidumbre de los inversores.

La decisión de pedir ayuda al FMI es un riesgo político para Macri, ya que muchos creen que incrementará el poder de presión del organismo sobre el ritmo de las reformas que el Gobierno busca implementar.

“Esto implica condiciones de ajuste extra sobre el país, por eso no me cae nada bien (el anuncio). La otra vez no terminó bien”, dijo Ezequiel Britos, un abogado de 35 años que trabaja en la ciudad de Buenos Aires.

Reporte adicional de Hernán Nessi, Maximilian Heath y Walter Bianchi Editado por Ana Laura Mitidieri

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below