26 de octubre de 2017 / 22:14 / hace 2 meses

ANÁLISIS -Crecimiento de Argentina crea dilema sobre pago de bono atado a PIB

Por Luc Cohen

BUENOS AIRES, 26 oct (Reuters) - Los inversionistas que compraron bonos argentinos atados al crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), con la expectativa de sacar beneficios de una recuperación económica largamente esperada, todavía no deberían cantar victoria.

El presidente Mauricio Macri tiene una dura elección que hacer sobre cómo calcular el pago de esos bonos, dijeron economistas, y podría recortarlo prácticamente hasta cero.

Los cupones, emitidos como parte de los canjes de deuda en 2005 y 2010 tras la masiva cesación de pagos de Argentina a comienzos del 2002, serán pagados en caso de que el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) supere el 3 por ciento.

La segunda mayor economía de América del Sur creció un 2,4 por ciento en los primeros ocho meses del año, según datos oficiales publicados el martes, lo que potencialmente pone al país en camino a pagar los cupones por primera vez en seis años.

Pero incluso si eso sucede, no está garantizado un pago importante. El Gobierno de Macri aún debe decidir qué año usa como escenario base para calcular el PIB, una opción que podría hacer variar el monto a pagar en miles de millones de dólares.

El pago se calcula por la diferencia entre el resultado del crecimiento económico del 2017 y un nivel base predeterminado.

Si se utiliza el 2012 como año base, el Gobierno pagaría entre 2.000 millones y 3.000 millones de dólares el año próximo, frente a “casi nada” si elige el 2004, explicó Joaquín Olivera, jefe de investigación de Balanz Capital en Buenos Aires.

“No es una cuestión numérica, el retorno depende de una decisión política entonces es muy difícil hacer un modelo para estimar eso”, dijo Olivera.

Los inversores en el título denominado en pesos verían un retorno del 35 por ciento en dólares si se dispara el pago con el 2012 como año base, detalló.

Pero demorar la decisión podría ser tentador para un Gobierno que espera un aumento del 28 por ciento en los pagos de deuda el año que viene a un total de 285.000 millones de pesos (16.150 millones de dólares).

Macri está intentando reducir el déficit fiscal, pero una devaluación del peso ha incrementado los pagos de intereses dado que hizo más caro el servicio de deuda en dólares y euros.

TODAVÍA SIN DECISIÓN

En términos generales, hay unos 45.000 millones de dólares en distintos cupones, con unos 13.740 millones en pagos pendientes del Gobierno, según la banca de inversión BTG Pactual. Los pagos totales están limitados a 48 centavos por dólar por cada instrumento, en un intento por compensar a los inversores por las pérdidas que tuvieron al haber aceptado los canjes de deuda.

El dilema surgió cuando el Gobierno anterior cambió la base para el cálculo del PIB. El prospecto de los cupones es ambiguo sobre qué debería suceder en caso de que haya un cambio, pero el Gobierno aún no se ha visto forzado a tomar una decisión porque desde entonces la economía no creció lo suficiente como para habilitar un pago.

Elegir un año base que resulte en un pago mayor podría impulsar quejas por parte de la oposición política, mientras que elegir un año base que resulte en un pago menor podría generar demandas judiciales por parte de los tenedores de bonos, dijeron los analistas consultados.

“Esto es algo que no tenemos que hacer hasta el segundo semestre del año que viene en el caso de que crezcamos por encima de 3 por ciento (en 2017)”, dijo a periodistas el ministro de Finanzas, Luis Caputo, en Washington este mes.

“Es una decisión que incluso podría ser tomada en el 2019”.

Muchos inversionistas claramente están esperando la decisión de realizar el pago tomando como base un año más favorable.

Los cupones, emitidos en dólares, en pesos y en euros, vienen subiendo desde hace meses. Los títulos nominados en dólares han subido un 26,7 por ciento este año a 11,40 dólares; mientras que los denominados en euros ganaron un 22 por ciento a 11,05 euros (12,89 dólares).

Y todavía margen para crecer, según BTG Pactual.

Una tasa de crecimiento por encima del 3 por ciento llevaría a un repunte del 20 por ciento, mientras que seleccionar un año más favorable causaría una mayor apreciación, dijo el banco en un reporte a fines de septiembre.

“LANZAR UNA MONEDA”

Los economistas esperan que la economía argentina crezca el 2,8 por ciento este año, de acuerdo con una encuesta del Banco Central. Una fuente del Ministerio de Hacienda dijo a Reuters que la expansión podría ser de entre el 2,8 y el 3,1 por ciento.

BTG Pactual dijo, sobre la posibilidad de que el pago se dispare o no, que será como “lanzar una moneda al aire”.

Evitar ese desembolso beneficiaría la delicada situación fiscal de Argentina. A pesar de las promesas de reducir el déficit en 1 punto porcentual, al 3,2 por ciento del PIB, el déficit financiero total -incluyendo los pagos de intereses- caería menos de 1 punto en 2018, al 5,5 por ciento del PIB.

Pero a menos de dos años de haber acordado el cierre de una extensa disputa legal con fondos de inversión que rechazaron reestructurar su deuda, el Gobierno de centroderecha de Macri seguramente busque evitar una posible demanda de los bonistas, dijo Olivera.

“Probablemente no tengas que pagar nada por cupones, pero vas a tener que pagar abogados”, señaló Olivera. “Ya lo vimos eso”, agregó.

(1 dólar estadounidense = 17,65 pesos argentinos)

1 dólar estadounidense = 0,8572 euros Reporte adicional de Dion Rabouin en Washington. Traducida por Eliana Raszewski y Maximiliano Rizzi.; Editado en español por Silene Ramírez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below