March 7, 2018 / 6:05 PM / 5 months ago

ACTUALIZA 1-UE desdeña exigencias de Reino Unido; no ofrece acuerdos especiales a bancos

(Amplía información)

Por Gabriela Baczynska y Jan Strupczewski

BRUSELAS, 7 mar (Reuters) - La Unión Europea ofreció el miércoles a Reino Unido un acuerdo de libre comercio para su futura relación tras el Brexit que no cumple con las aspiraciones expresadas la semana pasada por la primera ministra británica, Theresa May, principalmente en lo que concierne al sector financiero.

En un borrador que vio Reuters, los restantes 27 miembros de la Unión Europea dijeron que quieren una asociación estrecha con Reino Unido, pero su profundidad estará limitada por el propio deseo del país de salir del mercado común europeo y de la unión aduanera.

“Debido al Brexit, nos iremos separando”, dijo el presidente de la Unión Europea, Donald Tusk, en una conferencia de prensa, en un mensaje que contrastó con fuerza con el llamado de May a que el comercio futuro sea “lo más libre de fricciones que sea posible”.

Haciendo referencia a lo que llamó el primer acuerdo de libre comercio que reduce los vínculos económicos, dijo que el comercio bilateral será “más complicado y costoso que hoy, para todos nosotros”.

Agregó que aunque entiende el objetivo de May de hacer que el Brexit sea un éxito para Reino Unido, ese no era el objetivo de la Unión Europea.

Lo que es más crucial, el bloque dijo que Reino Unido sería tratado como cualquier otro país en lo que respecta a servicios financieros, algo con lo que Londres presionó para que se incluya en el acuerdo futuro.

Los servicios financieros generan más de un 10 por ciento de la producción económica de Reino Unido y son la única área en que tiene un superávit comercial con la Unión Europea, lo que hace que Londres quiera mantener el acceso actual de sus bancos a Europa continental.

Sin embargo, el texto dice que en el futuro las firmas financieras británicas estarán autorizadas a operar en la Unión Europea “bajo reglas de estado huésped”, reflejando “el hecho de que Reino Unido se convertirá en un tercer país y la Unión (Europea) y Reino Unido ya no tendrán un marco común regulatorio, supervisor, de cumplimiento de la ley ni judicial”.

El ministro de Finanzas de Gran Bretaña, Philip Hammond, calificó las orientaciones de la Unión Europea como una postura muy difícil con la que comenzaría cualquier negociador hábil. (Reporte adicional de Alissa de Carbonnel, Philip Blenkinsop, Huw Jones y Michelle Martin. Traducido por la Redacción de Madrid. Editado por Lucila Sigal/Patricio Abusleme vía Mesa Santiago)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below