June 12, 2018 / 1:34 PM / in 2 months

BREAKINGVIEWS-Malhumor comercial de Trump hace grandes de nuevo a empresas extranjeras

(La autora es una columnista de Reuters Breakingviews. Las opiniones expresadas son personales.)

Por Gina Chon

WASHINGTON, 12 jun (Reuters Breakingviews) - Los berrinches comerciales de Donald Trump están haciendo grandes de nuevo a las empresas extranjeras. Una frágil tregua del sábado en el G7 rápidamente implotó por los aranceles del presidente estadounidense al acero y la provocación de un asesor de la Casa Blanca que dijo que había “un sitio especial en el infierno” para el anfitrión de la cumbre, el primer ministro canadiense Justin Trudeau.

Como las represalias elevan los costos, los derechos a las importaciones de metales castigan a las firmas estadounidenses y ayudan a los rivales internacionales.

El estado relativamente abierto del comercio global se erosionó aún más el fin de semana. Enfurecido por los comentarios de Trudeau, de que Canadá no permitiría que la empujen, Trump se retiró de un comunicado del G7 acordado inicialmente que criticaba al proteccionismo. Entonces, el asesor comercial de la Casa Blanca Peter Navarro hizo su comentario sobre Trudeau.

Las siderúrgicas y compañías de aluminio de Estados Unidos han festejado los aranceles de Trump, que fueron extendidos a la UE, Canadá y México a fines de mayo. U.S. Steel dijo que contrataría 800 trabajadores. Pero, en general, las compañías estadounidenses salen perdiendo. Se eliminarán 16 empleos por cada uno que se gane en la industria del acero y el aluminio, de acuerdo con una investigación de Trade Partnership.

El aumento de los costos de las materias primas perjudicará a compañías como Campbell Soup. Al mismo tiempo, China, la UE, Canadá y México han apuntado a productos agrícolas y alimenticios estadounidenses, motocicletas Harley-Davidson y el bourbon de Kentucky, además del acero y el aluminio.

Las empresas agrícolas en los mercados emergentes, como la china COFCO, estarán entre los beneficiarios. La compañía se ha convertido en el tercer exportador de soja en Brasil, el principal competidor de la soja estadounidense. China es el principal comprador. Una escalada de las exportaciones estadounidenses de soja ayudó a impulsar el crecimiento del PIB estadounidense en el tercer trimestre de 2016.

La india JSW Steel podría beneficiarse de lo mejor de ambos mundos. La compañía planea triplicar la producción en su planta de Texas ante un previsto incremento de la demanda de acero producido en Estados Unidos. Mientras, la oficina central de JSW también podría ganar debido a una búsqueda de fuentes alternativas de suministro.

México y China también han apuntado a los productos porcinos estadounidenses, lo que ayuda a la productora de carne de cerdo Danish Crown. La compañía ya había firmado un acuerdo con China en febrero para vender más allí. En tanto, por ahora los porcinos estadounidenses representan la mayor parte de las importaciones mexicanas de esa carne.

Los aranceles de Trump al acero buscaban golpear a China, pero el país no se ve muy afectado porque es el décimo mayor exportador a Estados Unidos. Otros aliados estadounidenses podrían sufrir más, pero serían las compañías de Estados Unidos las mayores perdedoras. (Editado por Gabriel Burin)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below