January 22, 2015 / 11:09 AM / 3 years ago

EEUU y Cuba debaten sobre apertura de embajadas y DDHH en segundo día de conversaciones

LA HABANA (Reuters) - Estados Unidos y Cuba debatieron el jueves la apertura de embajadas en ambos países y tuvieron una primera aproximación al sensible tema de los derechos humanos, como parte de los esfuerzos para restablecer las relaciones diplomáticas tras más de medio siglo de tensiones.

La directora para América Latina del Ministerio de Relaciones de Cuba, Josefina Vidal, se dirige a los medios durante negociaciones para restaurar relaciones diplomáticas con EEUU en La Havana, 21 enero, 2015. Funcionarios de Estados Unidos y Cuba se preparaban el jueves para poner sobre la mesa temas sensibles como el embargo económico y la situación de derechos humanos en la isla, en una reunión de alto nivel que busca restablecer las relaciones diplomáticas entre los viejos enemigos de la Guerra Fría. REUTERS/Stringer

En el segundo día de conversaciones en La Habana, las delegaciones calificaron como “positivo” el clima de la reunión, pero reconocieron que será un proceso “largo” dadas las profundas diferencias y décadas de desconfianza mutua.

“Nuestro esfuerzo de normalizar las relaciones será un proceso muy largo y no se va a limitar al establecer relaciones o a la apertura de las embajadas. Hoy hemos dado nuevos pasos en nuestra nueva dirección”, dijo a periodistas Roberta Jacobson, la máxima autoridad diplomática estadounidense para América Latina.

La funcionaria dijo que abordó con la delegación cubana el tema de los derechos humanos, un aspecto que Estados Unidos considera “fundamental” en las futuras conversaciones.

“Sobre el particular tenemos diferencias profundas con el Gobierno cubano, pero sí fue parte de las conversaciones celebradas en el día de hoy”, agregó.

El subdirector de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, Gustavo Machín, insistió luego en que ambos países tiene distintas percepciones en materia de derechos humanos, democracia y modelos políticos.

“Mi delegación reiteró su propuesta de sostener un diálogo respetuoso sobre bases recíprocas entre Cuba y Estados Unidos en un futuro, en el que nosotros podamos abordar nuestras posiciones o nuestras preocupaciones sobre el tema de los derechos humanos”, dijo Machín.

RESPETO MUTUO

La delegación cubana, liderada por la directora para América Latina del Ministerio de Relaciones de Cuba, Josefina Vidal, se comprometió con un mejor clima bilateral, pero pidió “respeto recíproco” al sistema político, económico y social de ambos estados y la no injerencia en los asuntos internos.

“Nadie puede pretender que para mejorar las relaciones Cuba renunciará a sus principios ni que negociará aspectos de una política que ha sido reconocida como fracasada, ni elementos del bloqueo por cambios internos en nuestro país”, dijo Vidal.

“Se trata de establecer relaciones civilizadas entre dos países que tienen profundas diferencias (...) pero que pueden convivir de manera civilizada y pacífica, reconociendo y respetando esas diferencias”, agregó Vidal.

Cuba pidió la derogación del embargo económico que Washington ha mantenido sobre la isla durante décadas y ha insistido en ser eliminada de la lista de estados patrocinadores del terrorismo.

Estados Unidos habló el jueves con los representantes de La Habana asuntos relacionados con el levantamiento de las restricciones de viaje a sus diplomáticos y con la posibilidad de convertir la sección de intereses, que actualmente opera en la isla, en una embajada.

El Secretario de Estado estadounidense John Kerry dijo el miércoles que esperaba abrir formalmente una embajada de Estados Unidos en Cuba y aseguró estar preparado para reunirse en el momento adecuado con el canciller cubano, Bruno Rodríguez, con quien solo ha conversado telefónicamente.

En la primera ronda del miércoles los gobiernos no pudieron ponerse de acuerdo sobre las políticas migratorias de Washington hacia La Habana, en especial una ley que da beneficios exclusivos a cubanos y que Estados Unidos mantendrá a pesar de que la isla argumenta que fomenta la emigración ilegal.[nL1N0V012D]

Los países han sido enemigos políticos desde poco después del estallido de la revolución de 1959 liderada por el ex presidente cubano Fidel Castro. Las relaciones diplomáticas fueron interrumpidas en 1961, a pesar de que sólo los separan 145 kilómetros de aguas azules.

Estos son los primeros contactos desde que el presidente estadounidense, Barack Obama, y el mandatario cubano, Raúl Castro, anunciaron el 17 de diciembre un acercamiento histórico después de 18 meses de contactos secretos.[ID:nL1N0U122W]

Reporte de Rosa Tania Valdés. Editado por Pablo Garibian

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below