March 5, 2015 / 2:33 PM / 3 years ago

Generales colombianos y las FARC discuten cara a cara por primera vez eventual cese bilateral al fuego

LA HABANA (Reuters) - Altos mandos militares colombianos se sumaron el jueves a la mesa de negociaciones con las FARC para discutir con comandantes guerrilleros la posibilidad de un cese bilateral al fuego y hacer recomendaciones para poner fin al violento conflicto de más de medio siglo en Colombia.

Imagen de archivo de rebeldes de la guerrilla de las FARC en una patrulla en Caldono, Colombia, jun 4 2013. Altos mandos militares colombianos se sumaron el jueves a la mesa de negociaciones con las FARC para discutir con comandantes guerrilleros la posibilidad de un cese bilateral al fuego y hacer recomendaciones para poner fin al violento conflicto de más de medio siglo en Colombia. REUTERS/Jaime Saldarriaga

Es la primera vez que altos oficiales activos del Ejército del país sudamericano asisten al diálogo de paz en La Habana para hablar con líderes guerrilleros en lugar de combatirlos en las montañas colombianas.

Los cinco generales y un almirante de las Fuerzas Militares de Colombia, que aterrizaron el miércoles en La Habana, no dieron declaraciones antes de entrar a la sesión. Seguirán reunidos con las FARC el viernes y el sábado, cuando cierra el ciclo 33 de las conversaciones de paz.

“Esta es la primera vez. Lo de hoy es histórico en cuanto a todos los procesos de paz ocurridos anteriormente”, dijo una portavoz del Gobierno colombiano que asiste a los diálogos en La Habana.

El Gobierno y la Oficina del Alto Comisionado para la Paz en Colombia trasmitieron poco después imágenes de la bienvenida a los altos mandos militares y los representantes de la insurgencia en la mesa de diálogo, tomadas antes del inicio del primer encuentro de la subcomisión para el fin del conflicto.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos continuaron esta semana las conversaciones de paz iniciadas hace más de dos años en Cuba, que buscan poner fin a una confrontación que ha dejado unos 220.000 muertos y millones de desplazados.

Hasta el momento, los diálogos de paz entre las partes han avanzado en medio de la guerra en la que son frecuentes los ataques y bombardeos en la selvas y las montañas de Colombia.

El grupo rebelde, creado en 1964 y con aproximadamente 8.000 combatientes, decretó un cese al fuego unilateral indefinido a mediados de diciembre. Aunque instó al Gobierno a acompañarlo en un alto a los combates, Santos se negó.

Si bien las FARC han sido debilitadas por más de una década de constante ofensiva militar, en la que murieron varios de sus comandantes, el grupo rebelde más grande de Colombia y considerado terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea mantiene aún la capacidad para preparar acciones armadas de gran impacto.

Los altos mandos militares se suman a una subcomisión del fin del conflicto, creada en agosto por el presidente Santos y encabezada por el general Javier Florez como jefe de un Comando de Transición encargado de reducir la intensidad durante la confrontación armada.

La delegación de las FARC está liderada por el jefe del Bloque Sur, el comandante Joaquín Gómez.

Según funcionarios cercanos a las conversaciones, los militares colombianos y los representantes de las FARC tendrán a su cargo realizar recomendaciones a ambas partes en el tema del cese al fuego bilateral y definitivo, así como la dejación de las armas y la posterior inclusión de la guerrilla en la sociedad civil.

Ambas subcomisiones para el fin del conflicto son una instancia independiente a la mesa de negociación, que en la actualidad está tratando de cerrar el punto referido a la reparación de las víctimas, aunque desde hace semanas aborda en paralelo cuestiones sobre el cese al fuego.

En los diálogos de paz, iniciados en noviembre de 2012 en Cuba, las partes han llegado a acuerdos parciales para dar acceso a la tierra a los campesinos pobres, facilitar la transformación de la guerrilla en un partido político y en el combate al narcotráfico.

Aún quedan pendientes temas delicados como la compensación a las víctimas y el fin del conflicto. Una vez que se logre un acuerdo de paz, los colombianos deben aprobarlo en una consulta o un referendo.

Reporte de Nelson Acosta; Editado por Silene Ramírez y Luis Azuaje

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below