April 15, 2015 / 1:13 AM / 4 years ago

Obama dice al Congreso que planea sacar a Cuba de lista de estados que patrocinan el terrorismo

WASHINGTON/LA HABANA (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo el martes al Congreso que planea sacar a Cuba de la lista de estados que patrocinan el terrorismo, despejando el principal obstáculo para la restauración de las relaciones diplomáticas y la reapertura de embajadas después de más de medio siglo de enemistad.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama en una reunión en la Casa Blanca, Washington, 14 abril, 2015. Obama dijo el martes al Congreso que planea sacar a Cuba de la lista de estados que patrocinan el terrorismo, presentando un informe y certificaciones requeridas bajo la ley, informó la Casa Blanca. REUTERS/Jonathan Ernst

La decisión de Obama se produce tres días después de la Cumbre de las Américas en Panamá, donde el mandatario dialogó el sábado con el presidente cubano, Raúl Castro, en la primera reunión de esa naturaleza entre líderes de Washington y La Habana en casi 60 años.

El Gobierno comunista de Cuba ha dicho que la normalización de las relaciones entre ambos ex enemigos de la Guerra Fría sería imposible mientras el país permanezca en la lista negra de Estados Unidos.

Obama ordenó una revisión de la presencia de la isla en la nómina tras el anuncio que hizo junto a Castro el 17 de diciembre para iniciar un proceso para relanzar los vínculos bilaterales.

Cuba fue incluida en la lista en 1982, debido a su respaldo a movimientos rebeldes en África y América Latina. Pero La Habana dijo que hace largo tiempo cesó su política de apoyar a movimientos insurgentes extranjeros. La presencia de la isla en la lista, sin embargo, ha seguido limitando su acceso a la banca y los mercados financieros internacionales.

Inversores internacionales en Cuba dijeron que sacar al país de la lista sería algo positivo para la economía de la isla caribeña.

Los bancos podían hacer operar de forma legal con Cuba mientras el país estaba en la lista, pero las regulaciones resultaban costosas, lo que llevó a que 20 instituciones dejaran de hacer negocios con el Gobierno cubano o intereses cubanos en terceros países durante los últimos 18 meses, dijo La Habana.

“El Gobierno de Cuba reconoce la justa decisión tomada por el Presidente de los Estados Unidos de eliminar a Cuba de una lista en la que nunca debió ser incluida”, dijo en un comunicado la directora para Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, Josefina Vidal.

El Secretario de Estado estadounidense, John Kerry, dijo que “las circunstancias han cambiado desde 1982”, cuando Cuba fue incluida, “debido a sus esfuerzos para promover una revolución armada en América Latina. Nuestro hemisferio y el mundo lucen muy diferentes hoy a 33 años atrás”.

En su reporte al Congreso, Obama dijo que “el Gobierno de Cuba no suministró ningún respaldo al terrorismo internacional durante los seis meses previos” y “ha dado las garantías de que no apoyará actos de terrorismo internacional en el futuro”.

El Congreso tiene ahora 45 días para considerar la decisión de Obama antes de que entre en vigencia, aunque es poco probable que los legisladores bloqueen la salida de la isla de la lista.

Muchos miembros del Partido Demócrata, al que pertenece Obama, aplaudieron la decisión del presidente y algunos expertos dijeron que debió ser adoptada mucho antes.

El senador estadounidense Marco Rubio, un cubano-estadounidense del sur de Florida que recientemente anunció que postulará a la nominación presidencial del Partido Republicano, criticó la medida por considerarla una decisión “terrible”, afirmando que Cuba ayuda a Corea del Norte a evadir sanciones.

Algunos legisladores republicanos han insistido en que Cuba debe permanecer en la lista mientras continúe albergando a fugitivos buscados en Estados Unidos, incluida Joanne Chesimard, quien es perseguida por un presunto asesinato de un policía estatal de Nueva Jersey en la década de 1970.

El representante republicano Mario Díaz-Balart, un legislador cubano-estadounidense de Florida, acusó al presidente de “rendirse ante los dictadores”.

BANCOS CAUTOS

Obama podría haber anunciado su intención de levantar la designación de estado que patrocina el terrorismo y avanzar en el restablecimiento de los lazos diplomáticos en la cumbre del fin de semana pasado.

Funcionarios estadounidenses dijeron en privado que veían el tema como un disuasivo en las negociaciones para normalizar las relaciones. Por su parte, los cubanos se resistieron inicialmente a dar garantías de que renunciarían a apoyar el terrorismo, como lo exige la ley de Estados Unidos para retirar a países de la lista, según funcionarios estadounidenses.

La eliminación de Cuba de la lista de países que apoyan el terrorismo es otra puerta abierta de distensión en los vínculos entre La Habana y Washington.

Además levanta ciertas sanciones a la isla, pero el embargo de más de medio siglo sobre La Habana permanecerá ya que sólo el Congreso, controlado por los republicanos, puede poner fin a la medida.

Irán, Sudán y Siria permanecen en la lista.

Algunos expertos dijeron que los bancos estadounidenses seguirían mostrándose cautos por el momento.

“Los bancos ciertamente estarán observando para ver nuevos avances, pero el Gobierno cubano tiene muchos pasos más que adoptar antes de que la industria tome una medida”, dijo Rob Rowe, vicepresidente de la Asociación de Banqueros Estadounidenses.

Ambos países han logrado avances hacia un acuerdo para abrir embajadas. Un funcionario estadounidense expresó su optimismo sobre el tema, pero agregó, “Aún no hemos llegado a eso”. Entre los temas que aún restan por resolver está la libertad de movimiento de los diplomáticos de Washington.

Los antecedentes de Cuba en temas como los derechos humanos aún generan críticas de Estados Unidos y La Habana ha mostrado pocas señales de una reforma política.

“Continuaremos teniendo diferencias con el Gobierno de Cuba”, dijo la Casa Blanca.

Geoff Thale, de “The Washington Office on Latin America”, un grupo privado cuyo objetivo declarado es promover los derechos humanos y la democracia en el hemisferio dijo que “eliminar a Cuba de la lista de países terroristas es un paso razonable”.

Las razones de Estados Unidos para mantener a Cuba durante todos estos años en la lista apuntaban a su presunto refugio a miembros del grupo separatista vasco ETA y de la guerrilla colombiana de las FARC; además de acoger a fugitivos de la justicia estadounidense, según los Reportes sobre Terrorismo que Washington publicó en abril de 2014.

Cuba promueve ahora las negociaciones de paz entre el Gobierno de Colombia y las FARC.

Reporte de Matt Spetalnick y Julia Edwards, información adicional de Nelson Acosta en La Habana, Editado en español por Juana Casas, Patricia Ávila, Silene Ramírez y Ricardo Figueroa.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below