May 21, 2015 / 3:38 PM / 3 years ago

Gobierno colombiano exige a guerrilla de las FARC que no siembre más minas tras muerte de niña

LA HABANA, 21 mayo (Reuters) - El Gobierno de Colombia exigió a las guerrilla de las FARC que no siembre una sola mina más después de que una niña muriera cerca de una escuela rural por un explosivo antipersonal, en un episodio que calificó como una “tragedia humanitaria” y que empañó el reinicio de las negociaciones de paz.

Un anuncio de advertenicia de minas antipersonales en Cocorna, Colombia, mar 3 2015. El Gobierno de Colombia exigió a las guerrilla de las FARC que no siembre una sola mina más después de que una niña muriera cerca de una escuela rural por un explosivo antipersonal, en un episodio que calificó como una "tragedia humanitaria" y que empañó el reinicio de las negociaciones de paz. REUTERS/Fredy Builes

Justo cuando el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) están iniciando un programa piloto para desminar al país, una mina estalló el miércoles en una zona montañosa del suroeste de Colombia matando a la niña de siete años.

“Llegó la hora de que las FARC asuman el compromiso de no sembrar una mina más. Es una paradoja que cuando comienza el programa piloto ocurra este hecho que conmueve a los colombianos y merece la condena más vehemente”, dijo el jueves Humberto de la Calle, jefe del equipo negociador del Gobierno colombiano.

“Esta es una verdadera tragedia humanitaria”, agregó desde La Habana, en donde el Gobierno y la guerrilla iniciarán una nueva ronda de conversaciones de paz en busca de superar más de medio siglo de violento conflicto interno.

Las estadísticas oficiales muestran que desde 1990 más de 11.000 personas han sido mutiladas o murieron por la explosión de minas, la mayoría de ellos efectivos militares. Un 10 por ciento del total de las víctimas han sido niños.

En el primer paso concreto en la negociación de paz para reducir la intensidad de la confrontación, el Gobierno y las FARC lograron en marzo un acuerdo para desminar áreas selváticas y montañosas en Colombia. Las partes acordaron comenzar en los departamentos de Antioquia y Meta.

Pero la muerte de la niña en la zona rural de Cauca, cerca de una escuela donde asisten más de 70 alumnos de primaria, nubló el reinicio de las negociaciones de paz en Cuba.

“Estamos en La Habana no para justificar estos actos, sino para lograr que no vuelvan a ocurrir. Hay que terminar la guerra”, afirmó De la Calle, un ex vicepresidente colombiano.

En la nueva ronda de negociaciones el Gobierno y las FARC, la mayor guerrilla colombiana, intentarán llegar a acuerdos sobre los derechos de las víctimas del conflicto, que ha causado más de 220.000 muertos y millones de desplazados.

Aunque el proceso de conversaciones ha logrado más avances que todos los esfuerzos anteriores por lograr la paz, aún quedan pendientes asuntos ríspidos en la agenda general.

Reporte de Nelson Acosta. Editado por Pablo Garibian

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below