November 15, 2017 / 3:53 PM / 6 months ago

Desencanto por la política y tibia campaña electoral opacan elecciones en Chile

Por Antonio De la Jara y Fabián Andrés Cambero

El candidato presidencial chileno Sebastián Piñera, favorito para las elecciones del domingo, saluda a sus seguidores junto a un muñeco con su figura durante un acto de campaña en Santiago, Chile , 14 de noviembre del 2017. REUTERS/Ivan Alvarado

SANTIAGO (Reuters) - La creciente apatía de los chilenos por la política tras una serie de escándalos de corrupción y una campaña diluida por normas electorales más estrictas provocarían una histórica abstención en las elecciones generales del domingo.

Si no fuera por el tiempo obligatorio en televisión y radio o avisos en diarios, costaría creer que la nación elegirá el fin de semana un presidente, una carrera que según sondeos lidera con mucha ventaja el exmandatario conservador Sebastián Piñera.

En las calles de la capital, donde no se ven afiches ni propagandas de candidatos, algunos chilenos confesaron estar más preocupados por las compras de fin de año que por las mismas elecciones. El voto en Chile ya no es obligatorio.

“Estamos cansados del circo de siempre y no estamos ni ahí con seguirles el juego de todas las elecciones”, dijo Emiliano Donoso, un vendedor en una tienda en el centro de Santiago.

Con una normativa de financiamiento electoral más rigurosa producto de recientes escándalos de irregularidades en la entrega de fondos de campaña por parte de empresas a políticos, los candidatos han tenido menos recursos para campañas masivas y han recurrido a caminar las calles y usar las redes sociales.

“La adversidad obliga a desarrollar la creatividad”, dijo el candidato oficialista Alejandro Guillier, segundo en las encuestas, tras admitir dificultades en conseguir un préstamo para financiar su campaña.

En Santiago y en algunas ciudades del interior, equipos de campaña reparten propaganda en estaciones del metro o en ferias. En un intento por buscar visibilidad a bajo costo, algunos aspirantes presidenciales o candidatos legislativos han optado por los “corpóreos”, muñecos en tamaño real con cabezas agrandadas de los candidatos.

“La campaña no está instalada en la gente, no es un tema en la sociedad y con eso no se motiva la gente”, dijo la analista y encuestadora de la firma Mori, Marta Lagos. “Se corre el riesgo de una participación muy baja porque la gente no está al tanto de la elección y al final no le importa”.

Mori estima que votará el 45 por ciento del padrón electoral, pero no descarta que la participación sea menor.

La creciente abstención de los votantes ha sido una tendencia de los últimos años: en los comicios del 2013 la participación llegó al 51 por ciento del universo electoral, desde el 59 por ciento registrado en las elecciones de 2009.

El gobierno de la socialista Michelle Bachelet ha impulsado una campaña para convencer a los chilenos de sufragar el domingo e incluso dispuso gratuidad para que las personas se desplacen durante esa jornada en transporte público.

“Con su voto se va a definir el destino de Chile en cuatro años, y se pueden hacer hartas cosas en cuatro años”, dijo Bachelet en un reciente acto público.

Reporte de Antonio de la Jara y Fabián Andrés Cambero. Editado por Pablo Garibian

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below