November 28, 2017 / 4:27 PM / 6 months ago

Joven pacto de izquierda en Chile se debate entre ser fiel a su discurso o frenar a Piñera

Por Antonio De la Jara

Imagen de archivo de unas personas contando votos tras las más recientes elecciones presidenciales en Santiago, nov 19, 2017. REUTERS/Rodrigo Garrido

SANTIAGO (Reuters) - Un novel pacto de izquierda en Chile tiene en sus manos la llave para que el candidato oficialista a la presidencia, Alejandro Guillier, llegue fortalecido a un reñido balotaje el próximo mes, pero en el bloque dudan dar un apoyo a cualquier costo para evitar un gobierno conservador.

La incidencia del Frente Amplio, que integran 14 grupos políticos, surgió tras el sorpresivo respaldo del 20 por ciento que obtuvo su candidata Beatriz Sánchez en la primera vuelta, sólo dos puntos menos que el senador del histórico bloque gobernante de centroizquierda que alcanzó la segunda vuelta.

Pero el apoyo de 1,3 millones de personas a Sánchez se basa en propuestas como eliminar las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), condonar deudas estudiantiles, impulsar una Asamblea Constituyente y sacar a las prestadoras privadas de salud, ideas que difieren de Guillier pese a recientes gestos.

“Si hay algo que no podemos traicionar es nuestra crítica (...) y nuestras propuestas, como no más AFP, que no están siendo recogidas por ninguna candidatura”, dijo el diputado Giorgio Jackson, del partido Revolución Democrática, que compone el Frente Amplio.

El senador oficialista, que salió segundo en los comicios detrás del exmandatario conservador Sebastián Piñera, es más bien partidario de ajustes al sistema de pensiones, crear una nueva Constitución o reformular el negocio de la salud.

“Guillier debe decidir (para el balotaje) si deja contento al presidente de la Sofofa (gremio industrial) o a la ciudadanía que quiere transformaciones”, dijo en un tono más duro el diputado Gabriel Boric del Frente Amplio.

Aunque ambos candidatos mantendrían el modelo de libre mercado, Guillier pretende profundizar las reformas sociales impulsadas por la mandataria socialista Michelle Bachelet.

Pero los escasos sondeos de cara al balotaje dan una leve ventaja al multimillonario Piñera, quien promete corregir las reformas del actual gobierno, duplicar el crecimiento económico y dejar al país a las puertas del desarrollo.

En ese contexto, Guillier admite que se “corre un riesgo” electoral histórico si no hay un apoyo de los movimientos progresistas más jóvenes en las urnas.

“Es posible avanzar pero los necesito a todos; les pido a todos un gesto de generosidad, que me ayuden en esta tarea, lo que está en juego son dos Chile”, dijo Guillier el lunes durante el discurso del lanzamiento de su campaña para segunda vuelta.

En el acto y en un intento por empatizar con las demandas del electorado del Frente Amplio, el senador no descartó llamar a un plebiscito para una nueva Constitución y propuso condonar la deuda al 40 por ciento más pobre de los estudiantes.

Pero en la joven alianza desdramatizan su rol, ya que insisten en que la “pelota está en el lado de la cancha” de Guillier y su capacidad de persuadir a un electorado que quiere transformaciones “concretas” y no “tibias señales”.

Con todo, las agrupaciones del Frente Amplio realizarán un cónclave el miércoles para decidir si apoyan o no la opción del senador para la segunda vuelta del 17 de diciembre. Ocho de los 14 partidos y grupos ya han optado por no dar respaldo explícito a Guillier aunque han insistido en que el triunfo de Piñera sería un retroceso para el país.

“El escenario que se nos presenta respecto a la segunda vuelta presidencial nos obliga a asumir una gran responsabilidad”, indicó el martes una declaración de Nueva Democracia, uno de los movimientos del joven pacto.

“Nuestro compromiso y lealtad está con quienes respaldaron el programa transformador del Frente Amplio; es Alejandro Guillier quien debe responder de cara a la ciudadanía si su decisión es impulsar puntos centrales de este programa”, agregó el documento.

Reporte de Antonio de la Jara. Editado por Ana Laura Mitidieri

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below