December 14, 2017 / 4:20 AM / a year ago

Principal banda criminal de Colombia declara cese unilateral del fuego

BOGOTÁ (Reuters) - El Clan del Golfo, la mayor banda criminal de Colombia dedicada al narcotráfico, la extorsión y la minería ilegal, declaró un cese unilateral de hostilidades a partir del miércoles como un gesto de paz que permita silenciar los fusiles y poner fin por completo al conflicto armado en el país sudamericano.

Las bandas criminales son consideradas la principal amenaza para la seguridad de Colombia tras el acuerdo de paz que firmó el Gobierno con las FARC en el 2016 y de la negociación que avanza con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) para acabar un conflicto de más de medio siglo que ha dejado unos 220.000 muertos.

"Declaramos un cese unilateral de acciones militares ofensivas en todo el territorio nacional a partir del trece de diciembre del presente año", dijo el grupo armado ilegal en un comunicado divulgado en su página de Internet here

La organización ilegal, conformada por alrededor de 1.500 combatientes y que anunció en septiembre su intención de someterse a la justicia, no precisó si el cese de hostilidades será indefinido.

Sin embargo, invitó a la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), a las disidencias de las FARC, y a otras bandas criminales a detener la violencia entre los grupos armados ilegales, contra la población civil y así empezar a buscar una salida para lograr una paz definitiva de Colombia.

El sometimiento del Clan del Golfo a la justicia colombiana no se ha concretado ante la falta de normas jurídicas que lo permitan.

El máximo líder de la organización es Dairo Antonio Úsuga, alias “Otoniel”, por quien Estados Unidos ofrece una recompensa de hasta cinco millones de dólares por información que permita su captura o muerte. La policía de Colombia le confiscó a comienzo de noviembre más de 13 toneladas de cocaína al Clan del Golfo, el mayor decomiso de droga en la historia del país.

La mayoría de los integrantes de las bandas criminales pertenecieron a escuadrones paramilitares de ultraderecha que regresaron a la ilegalidad tras un acuerdo de paz en el que se desmovilizaron y entregaron las armas.

Reporte de Luis Jaime Acosta. Editado por Carlos Aliaga

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below