April 26, 2018 / 7:00 PM / 7 months ago

ENTREVISTA-Hay que pagar el precio por abrir camino, dice primera vicepresidenta negra de Costa Rica

SAN JOSÉ (Thomson Reuters Foundation) - Cuando en 2015 la diputada Epsy Campbell propuso sacar el clásico infantil Cocorí de las lecturas obligatorias en las escuelas de Costa Rica por sus estereotipos racistas, las amenazas anónimas no se hicieron esperar.

La vicepresidenta electa de Costa Rica, Epsy Cambell, celebra la victoria en las elecciones en San José. Imagen de archivo. 1 de abril de 2018. REUTERS /José Cabezas

“Deberían irse a África”, decía una de ellas.

Tres años después, Campbell hará historia al asumir el 8 de mayo como la primera mujer afrodescendiente en ocupar la vicepresidenta en Costa Rica, y en América Latina, como parte del gobierno de centroizquierda del joven novelista y exministro oficialista Carlos Alvarado.

Su elección ha generado titulares en América Latina, donde un 30 por ciento de la población se considera afrodescendiente, unas 200 millones de personas, pero solo ocupan un 1,5 por ciento de los 5.000 escaños en la región, según datos del Parlamento Negro de las Américas, un grupo de legisladores que buscan aumentar la diversidad en la política.

“La sorpresa implica una evidencia: hay unas brechas demasiado grandes”, dijo la economista de 54 años en una entrevista con Thomson Reuters Foundation.

“Nos dice las tareas pendientes que tenemos en América Latina y nuestra responsabilidad en la construcción de nuevos imaginarios”, agregó desde su despacho de la Asamblea Legislativa en San José.

Pese a sus casi dos décadas en la arena política, Campbell reconoce el vértigo que siempre implica ser pionera, pero espera que su elección sea un paso importante en la “normalización” de la presencia de mujeres y minorías en el poder.

“Las mujeres que abren camino pagan un precio por estar ahí”, dijo al analizar las expectativas sobredimensionadas que siempre genera la elección de una mujer para altos cargos de Estado. “Es ingrato que como somos la excepción nos analizan como ratas de laboratorio”, agregó.

Campbell y Alvarado se impusieron con sorpresiva contundencia en la segunda ronda del 1 de abril ante el predicador y cantante evangélico Fabricio Alvarado, quien era favorito tras aglutinar a las fuerzas conservadoras del país que rechazan el matrimonio igualitario pese a una resolución de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“Esta es una sociedad ‘progresista de closet’. Es capaz de aceptar un montón de cosas siempre que no se hablen”, dijo para explicar cómo Costa Rica, un país mayoritariamente conservador y profundamente religioso según la encuestas, dio su apoyo a uno de los pocos partidos que defendió el matrimonio entre personas del mismo sexo.

CUESTIÓN DE ACTITUD

Desde la vicepresidencia, Campbell espera impulsar iniciativas para reducir las desigualdades de género, incluyendo facilitar el acceso de las mujeres al mercado laboral fortaleciendo los centros públicos para cuidado infantil, negociar vías para reducir la brecha salarial o dar más recursos para atender los casos de violencia machista, pero cree que la mejor política es el ejemplo.

“Tendremos el primer gobierno paritario en la historia del país. Y cuando se van abriendo las puertas es difícil cerrarlas”, dijo la funcionaria, quien como legisladora promovió un proyecto de ley para que la paridad en el Ejecutivo fuera obligatoria que no prosperó. “Muchas veces las cosas suceden primero y luego se ponen en norma jurídica”, aseveró.

Sin embargo, explica esta fan de Edith Piaf y Bob Marley, los procesos son lentos y las brechas persisten, pese a que Costa Rica eligió a su primera legisladora afrodescendiente en 1982, a su primera vicepresidenta en 1986 y a su primera presidenta en 2010.

“Hay cosas que hacer desde la política de Estado para prevenir y sancionar la violencia (contra las mujeres), pero las relaciones sociales y culturales que existen no se resuelven en cuatro años”, dijo al señalar que la Asamblea Legislativa tendrá este período un récord del 46 por ciento de presencia femenina, por encima del promedio regional y global.

Legisladora por el Partido Acción Ciudadana (PAC) en los períodos 2002-2006 y 2014-2018 y excandidata a la vicepresidencia en 2006, tanto Campbell como Alvarado han sido criticados por reciclar promesas económicas y sociales que el gobierno saliente de su aliado Luis Guillermo Solís no pudo cumplir.

Descendiente de inmigrantes jamaicanos, su activismo por la igualdad comenzó temprano en su propia familia, donde protestaba por la diferencia trato entre sus hermanas y hermanos. Ahora su mayor esperanza son las nuevas generaciones, como sus dos hijas y sus dos nietos, que ve más tolerantes y menos prejuiciosos.

“La actitud es lo que la salva una. Entender que, por lo que una está luchando y lo que una está haciendo, es algo a lo que tienes derecho”, reflexionó Campbell, admiradora de la célebre activista estadounidense Rosa Parks. “Eso me ha permitido llegar a donde estoy”, concluyó.

Reporte de Enrique Andrés Pretel; Editado por Javier López de Lérida

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below