May 3, 2018 / 11:05 PM / in 5 months

Trabajadores en Perú buscan comprar planta metalúrgica, tras 20 años de su privatización

LIMA, 3 mayo (Reuters) - Los trabajadores de la planta metalúrgica La Oroya de Perú buscan inversionistas para comprar en sociedad por unos 139 millones de dólares el complejo minero, que fue privatizado hace dos décadas y ahora está paralizado por deudas y no completar un plan de modernización, dijo el jueves un líder sindical.

Imagen de archivo del Complejo Metalúrgico de La Oroya ubicado en los Andes de Perú, 21 de octubre, 2016. REUTERS/Mariana Bazo

La junta de acreedores del Complejo Metalúrgico de La Oroya aprobó esta semana una solicitud de los trabajadores -que son acreedores- para comprar los activos de la empresa: la planta y una pequeña mina de cobre ubicadas en los Andes de Perú.

El pedido surgió luego de que fracasaron varios intentos para subastar el complejo y la mina, que estuvieron bajo el control de Doe Run Perú, una filial del estadounidense Renco Group y que lo compró en 1997, en medio de una ola privatizadora durante el Gobierno del expresidente Alberto Fujimori.

“Estamos ahora en tratativas. Hay bastantes inversionistas locales y extranjeros que están en la dirección con nosotros”, dijo a Reuters el líder del sindicato de trabajadores del Complejo de La Oroya, Luis Castillo, en conversación telefónica.

Los trabajadores tienen hasta mediados de junio para pagar 70,6 millones de dólares por la mina Cobriza y 68,7 millones de dólares por la planta metalúrgica, según el Gobierno.

“No es nada fácil, pero confiamos en que antes del 15 de junio tener ya el dinero y el inversionista para poder trabajar (...) y ver cuándo podría ser el reinicio las operaciones”, dijo Castillo, quien se excusó de identificar a los interesados por un tema de confidencialidad, pero que entre ellos hay dos mineras peruanas. “Una opera en el centro del país”, dijo.

La fundición de cobre, zinc y plomo La Oroya, de casi un siglo de antigüedad, fue cerrada en el 2009 cuando Doe Run Perú se quedó sin dinero para operar y completar su modernización.

Reactivar el complejo es uno de los retos del Gobierno, debido a que su operación convirtió por años a la ciudad de La Oroya en una de las más contaminadas del mundo, pero es el único sustento económico de la zona, según estudios oficiales.

Castillo dijo que los casi 2.000 trabajadores del complejo, reunidos en un sindicato, tienen 50 millones de dólares que les corresponden como acreedores laborales y buscan 90 millones de dólares de inversionistas para adquirir la planta y la mina.

El dirigente afirmó que, según sus planes, se requiere al menos entre dos meses y medio a tres meses para volver a operar el complejo en sus circuitos de producción de plomo y zinc, con una inversión adicional de hasta 100 millones de dólares.

“Sería en agosto o septiembre”, dijo sobre el reinicio de operaciones. “Para la planta estamos hablando de 70 a 80 millones de dólares y para Cobriza estamos hablando de 20 millones en la reingeniería y renovación de equipos”, agregó.

Castillo precisó que el circuito de cobre, que no ha completado un plan modernización, tomará un tiempo para volver a operar. Perú es el segundo mayor productor mundial de cobre.

Reporte de Marco Aquino; Editado por Ricardo Figueroa

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below