May 10, 2018 / 10:57 AM / in 4 months

SONDEO-Ola de ventas de monedas América Latina sería más un tropiezo que un desplome

BRASILIA, 10 mayo (Reuters) - Las monedas de América Latina borrarían en los próximos meses gran parte de sus últimas pérdidas, mostró un sondeo entre estrategas cambiarios, lo que hace cuestionar las advertencias de que podría generar trastornos como los vistos en el 2013.

En la imagen de archivo billetes de reales brasileños y dólares estadounidenses se muestran en una oficina de cambio de moneda en Río de Janeiro, Brasil, el 10 de septiembre de 2015. REUTERS / Ricardo Moraes

Los pronósticos realizados en los últimos días sobre los niveles en los que las seis principales monedas de América Latina cotizarán en 12 meses apenas variaron desde el sondeo que realizó Reuters en abril.

Ese fue un resultado sorprendente tras una ola de ventas de una semana, que derribó a las principales monedas a mínimos en varios años y llevó a los jefes de los bancos centrales de toda la región a tomar medidas.

El real brasileño cotizaría en 3,4 unidades por dólar, según la mediana de 31 estimaciones, lo que representaría alza de un 5 por ciento respecto al cierre del martes pero un declive marginal frente al pronóstico anterior de 3,35 reales. La mediana de las estimaciones para el peso mexicano se mantuvo en 18,5 unidades por dólar.

Eso sugiere que las últimas pérdidas, desatadas por el temor a que un creciente déficit fiscal en Estados Unidos y que la aceleración de la inflación pueda llevar a la Reserva Federal a subir las tasas de interés más que lo previsto, habrían sido exageradas.

Las recientes depreciaciones “le deben más a la especulación del mercado sobre los rendimientos de los bonos que a la propia política monetaria de la Fed”, apuntó Jason Vieira, economista jefe de Infinity Asset. “Por supuesto que está la duda de si subirán las tasas tres o cuatro veces este año, pero un endurecimiento radical (de la política monetaria) parece descabellado a estas alturas”, agregó.

La opinión de Vieira resalta una actitud más optimista entre los expertos. Tras la última ola de ventas, la mayoría de los entrevistados realizaron cambios sustanciales sólo a sus previsiones a tres y seis meses.

Eso indicaría que la actual turbulencia del mercado no presagiaría un período largo de debilidad monetaria como el que ocurrió en el 2013, que se produjo cuando la Fed empezó a reducir el estímulo monetario que había introducido para aliviar la crisis financiera.

Pero quienes respondieron la consulta reconocieron que monedas expuestas a inestabilidad política, como el peso argentino, podrían ser vulnerables a fugas de capital.

Las estimaciones para la moneda argentina, lejos la de mayores pérdidas en la región y que actualmente opera cerca de mínimos históricos, tuvieron pocas variaciones desde el sondeo previo.

El peso se fortalecería un 1,6 por ciento a 22 unidades por dólar en 12 meses, contra la expectativa de 22,05 pesos por dólar en la encuesta anterior.

Sin embargo, los pronósticos se compilaron entre el 3 y el 8 de mayo, período de volatilidad intensa que llevó a las autoridades argentinas a subir las tasas a un 40 por ciento y a buscar un acuerdo de financiamiento con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“En el frente de las tasas y en términos de intervención directa en el mercado cambiario, el banco central ha estado jugando a ponerse a la par del mercado financiero”, escribió en un reporte Dev Ashish, economista de Societe Generale.

“En este punto, es difícil saber la extensión a la cual el mercado financiero confiará en la capacidad del banco central y del Gobierno para estabilizar el curso”, agregó Ashish.

Por otra parte, la trayectoria del real brasileño será apuntalada por las elecciones presidenciales de este año en el país, uno de los procesos más disputados en décadas.

El arresto del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien se manifestó contra las medidas de austeridad impulsadas por el gobierno de Michel Temer, hace que los inversores se pregunten quién surgirá como el favorito a ganar las elecciones de octubre.

Economistas de Nomura estimaron que el mercado considera una probabilidad de un 25 por ciento de que el ganador se apegue a la agenda de Temer de reducción del déficit y privatización, que analistas afirman es clave para restaurar la calificación de grado de inversión que tenía Brasil.

“Creemos que el mercado seguirá operando de forma débil a menos que suba significativamente la probabilidad de que un ‘reformista’ gane la elección”, dijo Nomura. “Desafortunadamente, seguimos a meses de tener alguna claridad sobre el tema”.

Reporte de Bruno Federowski; reporte adicional de Sheky Espejo en Ciudad de México, Hernán Nessi en Buenos Aires, Nelson Bocanegra en Bogotá, Úrsula Scollo en Lima y Felipe Iturrieta in Santiago. Editado en español por Janisse Huambachano

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below