August 6, 2018 / 3:33 PM / 3 months ago

Venezolanos marchan en apoyo a Maduro tras supuesto atentado, sorprende ausencia del mandatario

Por Mayela Armas y Andreina Aponte

El presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, asiste a un acto en apoyo del presidente Nicolás Maduro en Caracas. 6 de agosto de 2018. REUTERS/Adriana Loureiro

CARACAS (Reuters) - Cientos de seguidores del oficialismo en Venezuela marcharon el lunes en apoyo al presidente Nicolás Maduro, luego de lo que el Gobierno llamó un intento de magnicidio con drones, en una manifestación que culminó con la sorpresiva ausencia del mandatario.

Maduro ha acusado a opositores, a Estados Unidos y al saliente mandatario de Colombia, Juan Manuel Santos, de estar detrás del estallido de dos vehículos aéreos no tripulados con explosivos en una avenida del centro de Caracas donde se realizaba una parada militar el sábado.

La marcha en apoyo del mandatario fue convocada por el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y partió hasta el palacio de gobierno de Miraflores, donde se esperaba que Maduro diera un discurso, según una convocatoria oficial enviada a los medios de comunicación el lunes a primeras horas.

La actividad culminó con palabras de los máximos dirigentes del partido y ministros pero sin la presencia de Maduro. Muchos seguidores se preguntaron por la ausencia del mandatario y dejaron el lugar cuando acabaron los discursos, según testigos de Reuters.

Cerca de la medianoche, Maduro publicó en su cuenta de Twitter un mensaje y un video de una reunión con sus ministros, líderes del partido socialista y su esposa Cilia Flores.

“Informo al pueblo de Venezuela que seguimos trabajando en las investigaciones del Magnicidio en Grado de Frustración. En las próximas horas estaré presentando pruebas contundentes de la vinculación que tiene la oligarquía colombiana con los hechos de la Av. Bolívar”, escribió Maduro.

En el video, el mandatario agregó que están capturados los autores materiales y dijo que tiene pruebas suficientes de la participación del Gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

“Todo esto en las próximas horas lo voy a mostrar con pruebas y testimonios”, añadió.

El presidente fue sorprendido por un estallido cerca del palco donde se encontraba hablando junto a su esposa, altos funcionarios y jefes militares. Imágenes de televisión captadas después de la explosión mostraron a los soldados rompiendo filas y corriendo caóticamente.

Después del incidente del sábado, el mandatario dijo que se aplicará el máximo castigo a los responsables.

Críticos de Maduro dijeron que el Gobierno podría usar el incidente del sábado como un pretexto para atacar a sus adversarios con acciones represivas similares a las ocurridas en el pasado, como encarcelamiento de líderes conocidos y prohibición para que otros ocupen cargo públicos.

La gente “quería ver y escuchar a nuestro presidente”, dijo el empleado público Tony Ugarte, de 43 años, tras abandonar la concentración.

“No ha llegado, lo entiendo. Es mi comandante en jefe y es lo que él diga”, dijo Isabel Blanco, una trabajadora estatal de 60 años, mientras se retiraba de las adyacencias del palacio.

EN FLAGRANCIA

En una declaración en la televisión estatal, el fiscal general Tarek Saab, dijo el lunes que “se ha establecido el sitio en el que los autores materiales se alojaron los días previos al intento de magnicidio. Se ha identificado a los explosivistas que armaron los artefactos”.

“Se presume, según las evidencias recabadas, que este atentado estuvo vinculado con una investigación (...): un ataque terrorista ocurrido hace exactamente un año”, dijo Saab sin ofrecer otros detalles.

Saab aseguró que entre los detenidos hay dos personas que “operaron uno de los aparatos desde un vehículo, los cuales fueron aprehendidos en flagrancia el mismo día en el lugar del hecho”.

En un hotel del este de la ciudad, agentes del servicio de inteligencia requisaban varias habitaciones, dijeron a Reuters trabajadores del lugar. Pero no hay hasta ahora una versión oficial sobre si esa operación de registro está vinculada con los hechos del sábado.

La víspera, el ministro de Interior, Néstor Reverol, había dicho que de los “seis terroristas” por la explosión de los drones, dos de ellos tenían antecedentes: uno por participar en una ataque a instalación militar en agosto de 2017 y otro por formar parte de las protestas contra el gobierno en 2014.

Un grupo poco conocido llamado “Soldados de Franela” se atribuyó la responsabilidad del incidente en las redes sociales.

Washington y Bogotá han negado estar vinculados con lo ocurrido.

“¡Por Dios! Yo le digo al Presidente de Venezuela: yo el sábado estaba en unas cosas mucho más importantes. Yo estaba bautizando a mi nieta”, dijo el mandatario colombiano Santos, citado en una nota enviada el lunes por la presidencia.

Reporte de Mayela Armas, Andreína Aponte, Shaylim Valderrama y Deisy Buitrago. Editado por Pablo Garibian y Carlos Aliaga

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below