November 15, 2014 / 12:57 PM / 4 years ago

FARC admiten retención de dos militares en Colombia y los califican "prisioneros de guerra"

BOGOTÁ (Reuters) - La guerrilla de las FARC reconoció el viernes que capturó a dos soldados en el noreste de Colombia en un combate y los calificó como prisioneros de guerra, pese a que el ejército denunció que se trató de un secuestro del grupo rebelde con el que el Gobierno mantiene un diálogo de paz en Cuba.

Las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) dijeron en un comunicado que mantienen en su poder a los dos soldados que capturaron el pasado domingo en el departamento de Arauca, una zona petrolera y ganadera fronteriza con Venezuela, en medio de un combate en el que murieron otros dos militares.

“Los uniformados Paulo Cesar Rivera y Jonatán Andrés Díaz fueron hechos prisioneros tras haber sido reducidos en combate abierto”, afirmó el grupo rebelde que cuenta con unos 8.000 combatientes y es considerado como una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea.

Previamente, el Ejército denunció que los militares fueron privados de la libertad por las FARC, violando el compromiso que adquirieron en febrero del 2012 de suspender los secuestros, un gesto que facilitó meses después el inició de la negociación en La Habana con la que se busca poner fin a un conflicto interno de medio siglo que ha dejado más de 200.000 muertos.

El grupo guerrillero dijo que su compromiso fue el de “no realizar retenciones con fines financieros, fenómeno completamente distinto a la captura de prisioneros de guerra”.

En febrero del 2013 las FARC privaron de la libertad a dos policías y a un soldado a los que entregaron posteriormente a la Cruz Roja Internacional, un hecho que provocó tensión en la negociación que se realiza en medio de la confrontación en la que son frecuentes los ataques, los bombardeos y los combates.

El Gobierno del presidente Juan Manuel Santos se niega a firmar un cese bilateral del fuego como lo propone la guerrilla, con el argumento de que los rebeldes podrían sacar ventaja militar y prolongar indefinidamente el diálogo de paz.

“No se puede entender cómo un régimen que habla de paz y reconciliación se niega tozudamente a pactar un alto al fuego o armisticio reiteradamente propuesto”, cuestionaron las FARC que se declararon “dispuestas a dialogar sobre la liberación de los prisioneros”.

Aunque han sido debilitadas por más de una década de ofensiva militar, el grupo rebelde aún tienen capacidad de realizar ataques de gran impacto.

En el diálogo de paz, las partes han logrado acuerdos parciales para dar acceso a la tierra a campesinos pobres, sobre garantías para que los guerrilleros puedan participar en la política, y sobre la lucha contra el narcotráfico.

Todavía quedan pendientes temas complejos como la compensación a las víctimas, el fin de la violencia y la aprobación por parte de los colombianos de los acuerdos a través de un mecanismo como un referendo.

Reporte de Luis Jaime Acosta

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below