November 28, 2014 / 5:23 PM / 4 years ago

Expansión agropecuaria pone en riesgo derecho de pueblos indígenas a la tierra: relatora ONU

ASUNCIÓN (Reuters) - Más del 40 por ciento de las comunidades indígenas de Paraguay carece de acceso a la tierra y aquellos que cuentan con títulos sufren la entrada ilegal de ganaderos y sojeros a sus propiedades, dijo el viernes una relatora de Naciones Unidas.

Mujeres y niños de una comunidad indígena esperan recibir comida de Naciones Unidas en San Agustín. Imagen de archivo, 11 septiembre, 2013. Más del 40 por ciento de las comunidades indígenas de Paraguay carece de acceso a la tierra y aquellos que cuentan con títulos sufren la entrada ilegal de ganaderos y sojeros a sus propiedades, dijo el viernes una relatora de Naciones Unidas. REUTERS/Jorge Adorno

La seguridad sobre la tierra tras la expansión de los negocios agropecuarios fue una de las principales preocupaciones recogidas por Victoria Tauli-Corpuz, relatora especial de Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas, al concluir una visita de una semana al país.

“Casi la mitad de las comunidades indígenas carece de tierra e incluso cuando sus tierras han sido tituladas a su nombre, la seguridad de la tierra no está garantizada”, dijo Tauli-Corpuz a periodistas en Asunción.

“Miembros de las comunidades me informaron sobre la invasión de agronegocios, empresas madereras y ganaderos, entre otros, que a veces las han obligado a desplazarse”, agregó la relatora, una líder indígena del pueblo KanKanaey Igorot de Filipinas.

La lucha por la tierra tanto de los pueblos indígenas como de grupos campesinos ha sido una constante las últimas dos décadas en Paraguay, a medida que avanzaba la agricultura mecanizada y la ganadería extensiva.

Uno de los casos más sonados es el de la etnia ayoreo totobiegosode, el único pueblo originario de Paraguay que aún tiene miembros no contactados y cuyos representantes han denunciado la tala ilegal de bosques en su territorio ancestral de parte de una empresa de origen brasileño.

Tauli-Corpuz sugirió la revisión de las licencias ambientales que un organismo estatal otorgó a la firma y dijo que no consideraba suficiente el reconocimiento de pequeñas fracciones de tierra para los ayoreo.

“Si son pueblos de los bosques deben tener bosques para poder mantener su cultura y su religión. Si los bosques desaparecen, el efecto será la destrucción de su cultura y su religión”, sostuvo.

El país ha experimentado un crecimiento económico excepcional pero a expensas de la destrucción masiva de bosques y ríos que son esenciales para la seguridad alimentaria de los pueblos originarios, según la relatora.

A esto se suma el factor del cambio climático, que con sequías más extensas e inundaciones hacen aún más difícil la producción de una alimentación de subsistencia adecuada, agregó.

El índice de pobreza en las comunidades indígenas, que representan un 2 por ciento de la población total del país, es de 63 por ciento, tres veces mayor que la tasa general.

El promedio de escolarización es de tres años, con un 40 por ciento de analfabetismo, y casi el 90 por ciento carece de acceso a servicios de salud.

Reporte de Mariel Cristaldo. Escrito por Daniela Desantis. Editado por Lucila Sigal

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below