July 13, 2015 / 11:14 AM / 3 years ago

PERFIL-"El Chapo" Guzmán, el narcotraficante mexicano que huyó dos veces de prisión

MÉXICO DF (Reuters) - Cuando el notorio narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán fue capturado en el 2014, algunos funcionarios aseguraron que nunca más volvería a fugarse. Pero le tomó menos de un año y medio volver a burlar los controles de una cárcel de máxima seguridad.

Foto de archivo del narcotraficante mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán, durante su detención el 25 de febrero de 2014. Cuando el notorio narcotraficante Joaquín "El Chapo" Guzmán fue capturado en el 2014, algunos funcionarios aseguraron que nunca más volvería a fugarse. Pero le tomó menos de un año y medio volver a burlar los controles de una cárcel de máxima seguridad. REUTERS/PGR/Handout via Reuters Imagen para uso no comercial, ni ventas, ni archivos. Solo para uso editorial. No para su venta en mercadeo o campañas publicitarias. Esta imagen fue entregada por un tercero y es distribuida, exactamente como fue recibida por Reuters, como un servicio para clientes

Las autoridades mexicanas parecen haber subestimado las habilidades y los recursos de Guzmán, un criminal de 58 años que es admirado por muchos en su natal estado Sinaloa y ha inspirado canciones sobre sus hazañas.

Durante su reinado, Guzmán, de 58 años, creó una red de complicidades que iba desde altos funcionarios y militares hasta pobladores locales del llamado “Triángulo Dorado”, una región productora de amapola y marihuana que abarca los estados de Sinaloa, Chihuahua y Durango.

Esa red fue uno de los pilares para el Cartel de Sinaloa, su emporio de tráfico de marihuana, cocaína y heroína hacia Estados Unidos y Europa. También extendió sus tentáculos a Latinoamérica y Asia, en donde se proveía de precursores químicos para uno de sus más recientes y provechosos negocios: las metanfetaminas.

Su habilidad para tejer contactos y su poder corruptor fueron clave para su huída en el 2001 del penal de Puente Grande, en Jalisco, de donde escapó entre la ropa sucia en un carro de lavandería tras purgar ocho años de su condena de 21.

Probablemente también lo hayan sido para su fuga el sábado a través de un largo túnel de la prisión de máxima seguridad del Altiplano.

Nacido en La Tuna, un pueblo en las montañas de Sinaloa, Guzmán se inició en el negocio de la droga en la década de 1980 con el “padrino” de los narcotraficantes mexicanos, Miguel Ángel Félix Gallardo, pionero en las rutas del comercio de cocaína colombiana hacia Estados Unidos que está preso desde hace años.

Con la caída de capos narcos en Colombia como Pablo Escobar, “El Chapo” se convirtió en uno de los principales introductores de cocaína a Estados Unidos, al punto de que Chicago lo nombró en el 2013 “Enemigo público número uno” de la ciudad.

Este hombre que ganó su apodo por su baja estatura, fue pionero en la construcción de túneles a través de la frontera mexicana con Estados Unidos, algunos equipados hasta con aire acondicionado, por donde han pasado por años toneladas de drogas para ser distribuidas en al menos 300 ciudades estadounidenses.

Su inmensa fortuna hizo que la revista Forbes lo incluyera hace unos años en su lista de los hombres más ricos del mundo, con un capital calculado en 1,000 millones de dólares.

Guzmán se convirtió en un hombre tan implacable con sus enemigos como seductor con las mujeres: tuvo varias parejas y al menos nueve hijos. Uno de ellos fue asesinado en el 2008 por orden de los hermanos Beltrán Leyva, desatando en Sinaloa una ola de violencia pocas veces vista con sus antiguos aliados.

RICOS Y FAMOSOS

Su imperio creció durante años a pesar de la cruzada frontal del presidente Felipe Calderón (2006-2012) contra los cárteles del narcotráfico, que terminó desatando una cruenta ola de violencia entre bandas rivales en su lucha por el territorio.

Su cártel de Sinaloa apenas fue golpeado por la campaña de Calderón, algo que generó dudas sobre las intenciones del Gobierno mientras caían líderes de bandas rivales como los Zetas, el clan de los Beltrán Leyva y el cártel de Tijuana.

El capo se movía con cierta libertad entre México y Centroamérica, según numerosos reportes. Cuando se le antojaba salir a comer, cerraba sus restaurantes favoritos, su equipo de seguridad le quitaba los celulares a los comensales y al final, pagaba la cuenta de todos.

Con una gran celebración, en el 2007 se casó con una reina de belleza de 18 años en el estado Durango. Una fuente de la fiscalía federal confesó a Reuters que en esa ocasión estuvieron a punto de atraparlo.

La joven dio a luz mellizos en el 2011 en un hospital de Los Ángeles.

Pocos de sus principales rivales quedan en pie, fuera por sus balas o por las detenciones de las autoridades.

El viejo cártel de los Beltrán Leyva con el tiempo quedó dividido en bandas más pequeñas. Una de las más importantes de ellas es el cártel de Tijuana del clan de los Arellano Félix, alguna vez aliados con “El Chapo”, pero hoy ya casi disuelto.

La lucha de Sinaloa con el cártel de Juárez -también viejo aliado de “El Chapo”- convirtió a la Ciudad de Juárez en un baño de sangre entre el 2008 y el 2011. Las cosas comenzaron a calmarse cuando Guzmán ganó la batalla, aseguran analistas.

El cártel de Sinaloa tomó el control del tráfico de drogas a Estados Unidos a través de puntos fronterizos clave como Tijuana, Mexicali y Sonora.

Cuando fue detenido en 2014 observadores opinaron que estaba acabando la era de los grandes capos del narcotráfico mexicano. Pero con Guzmán nada está escrito en piedra.

Editado por Adriana Barrera y Pablo Garibian

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below