September 11, 2015 / 2:10 PM / in 3 years

Cuba indultará a 3.522 prisioneros antes de visita del Papa Francisco

LA HABANA (Reuters) - Cuba anunció el viernes que indultará a 3.522 prisioneros en los próximos tres días, en lo que calificó de gesto humanitario antes de la visita del Papa Francisco a la isla entre el 19 y el 22 de septiembre, repitiendo una medida similar llevada a cabo antes de dos viajes papales anteriores.

Una mujer entra en una iglesia que tiene un cartel que anuncia la visita del Papa Francisco a Cuba, en Santiago de las Vegas, Cuba, 8 de septiembre de 2015. Cuba anunció el viernes que indultará a 3.522 prisioneros en los próximos tres días de cara a la visita que realizará el Papa Francisco a la isla entre el 19 y el 22 de septiembre, reiterando una acción similar llevada a cabo antes de un viaje de Benedicto XVI a La Habana en el 2012. REUTERS/ Stringer

La decisión es una de las mayores excarcelaciones masivas de prisioneros desde la Revolución de 1959 que llevó a Fidel Castro al poder. Cuba liberó 3.600 presos políticos en 1978.

Pero esta vez parece que no hay presos políticos entre quienes serán liberados.

Cuba, que niega oficialmente tener presos políticos, dijo que condenados por delitos contra la seguridad del Estado no están entre los indultados.

Entre los que serán liberados se incluyen prisioneros de más de 60 años y menores de 20 años sin antecedentes criminales previos, enfermos crónicos, mujeres, reos que tenían prevista la excarcelación condicional en el 2016 y extranjeros que puedan ser repatriados, reportó la prensa estatal.

No serán indultados, con algunas pocas excepciones de carácter humanitario, personas condenadas por asesinato, violación, abusos sexuales a menores, robo de ganado, narcotráfico y delitos contra la seguridad del Estado.

La Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, que prepara la visita del Papa del 19 al 22 de septiembre, celebró la noticia. “La referida excarcelación es motivo de alegría y alivio espiritual para los mismos reclusos y sus familiares”, sostuvo.

Funcionarios de la Iglesia estaban tratando de determinar si entre los perdonados están los prisioneros por los que intercedió ante el Gobierno.

Ninguno de los indultados parece ser prisionero político, de acuerdo a una revisión que hizo Reuters a la lista de presos políticos publicada por la disidente Comisión de Derechos Humanos y de Reconciliación Nacional.

El Gobierno descartó la libertad para algunas de las cerca de 60 personas identificadas como presos políticos por la disidente Comisión de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional.

Entre estos 60 se encuentran siete personas acusadas de trabajar como infiltrados contra el Gobierno, cerca de una docena de procesados por secuestrar o intentar secuestrar un avión o botes para abandonar el país, cuatro soldados armados y un civil que los habría ayudado en su intento por desertar. Otros fueron acusados por actos violentos o de espionaje.

La Comisión dijo que estaba revisando el documento de 129 páginas del Gobierno comunista. También sostuvo que cerca de dos docenas de activistas políticos pacíficos siguen siendo considerados presos políticos en la isla de gobierno comunista.

Ninguno de los perdonados pertenece a la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), la mayor organización de disidentes de la isla, dijo su líder José Daniel Ferrer.

OTROS INDULTOS

La visita este mes de Francisco es parte de una mejora constante en las relaciones entre Cuba y la Iglesia Católica tras décadas de tensas relaciones en los años posteriores a la Revolución Cubana de 1959, liderada por Fidel Castro.

Cuba liberó a unos 300 reos, 101 de ellos presos políticos, antes de la histórica visita de Juan Pablo II en 1998, dijo Elizardo Sánchez, presidente de la Comisión de Derechos Humanos.

Antes del viaje de Benedicto XVI en el 2012, el Gobierno dejó en libertad a 2.900 presos comunes.

Recientemente liberó a 53 presos políticos en el marco del anuncio hecho el 17 de diciembre sobre la distensión diplomática con Estados Unidos.

Cuba en ese momento también dejó en libertad al contratista estadounidense Alan Gross, que estuvo cinco años en prisión, y a un ciudadano cubano que había sido atrapado realizando tareas de espionaje para Estados Unidos, este último a cambio de tres espías cubanos detenidos en el país norteamericano.

Reporte de Daniel Trotta. Editado por Marion Giraldo, Rodrigo Charme y Javier Leira

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below