November 19, 2015 / 5:28 PM / 3 years ago

Honduras dice que sirios detenidos no son terroristas y buscan asilo en EEUU

TEGUCIGALPA (Reuters) - Cinco sirios detenidos en Honduras por viajar con pasaportes griegos adulterados no pertenecen a ninguna célula terrorista y buscan refugio en Estados Unidos huyendo de la guerra en su país, dijeron el jueves autoridades locales.

Policias escoltan a cinco ciudadanos sirios luego de que fueran detenidos en el aeropuerto internacional de Toncontin, en Tegucigalpa, Honduras, 18 de noviembre de 2015. Cinco sirios detenidos en Honduras por viajar con pasaportes griegos falsos no pertenecen a ninguna célula terrorista y buscan refugio en Estados Unidos huyendo de la guerra en su país, dijeron el jueves autoridades locales. REUTERS/Stringer

Los ciudadanos fueron detenidos el martes por funcionarios de migración en el aeropuerto Toncontín de Tegucigalpa, procedentes de la vecina Costa Rica, con pasaportes que habían sido robados en Grecia, según la policía local.

El caso generó alarma en la región tras los atentados en París de la semana pasada que cobraron la vida de 129 personas y que se atribuyó el grupo insurgente Estado Islámico. Las autoridades de Honduras dijeron que no había evidencia de vínculos de esos ciudadanos con los crímenes.

“Los cinco sirios detenidos en Honduras no pertenecen a ninguna célula terrorista”, dijo la directora del Instituto Nacional de Migración, Carolina Menjivar, en rueda de prensa.

Cuatro de los detenidos son estudiantes universitarios y uno es profesional universitario “y no tienen antecedentes en su país de origen”, según la funcionaria. Ellos dijeron ser residentes de Homs y Hasaka y tener entre 19 y 30 años.

“Venían huyendo de la guerra de su país y buscaban refugiarse en Estados Unidos”, dijo a Reuters el portavoz de la policía de inteligencia de Honduras, Aníbal Baca.

La fiscalía pidió el jueves 48 horas más para acusarlos por los delitos de falsificación de documentos y usurpación de estado civil, y para recoger más información sobre los jóvenes.

Una fuente del Gobierno de Estados Unidos, que pidió el anonimato, coincidió en que aparentemente los sirios no tienen conexión con grupos terroristas.

En tanto, autoridades de Costa Rica detuvieron a una mujer presuntamente siria que ingresó el 17 de noviembre con un pasaporte griego también manipulado. Fue detenida en un hotel y estaba declarando a la policía.

Según las autoridades, siguió la misma ruta que los sirios detenidos en Honduras y el mismo tipo de pasaporte y será procesada por el delito de uso de documento falso.

¿TRÁFICO DE PERSONAS?

Los cinco detenidos en Honduras son parte de un grupo de siete ciudadanos sirios que ingresaron recientemente a Latinoamérica con pasaportes de contenido falso obtenidos en Brasil, dijo el jueves otra fuente del Gobierno estadounidense.

Otro sirio fue deportado a El Salvador el sábado tras haber llegado el viernes a Honduras, según autoridades en Tegucigalpa. Pero en El Salvador dijeron que no sabían del caso. El séptimo permanecía demorado en Paraguay desde el fin de semana.

“De los siete que ingresaron, cinco de ellos continuaron subiendo. Todos ellos tenían pasaportes griegos robados (...), su último destino era Estados Unidos”, dijo la fuente a Reuters.

Los sirios habían ingresado por tierra a Argentina desde Brasil, logrando sortear varios controles de seguridad en los aeropuertos, según una de las fuentes del Gobierno estadounidense.

A Brasil habrían llegaron desde Turquía hace una semana. Los viajeros habrían aprovechado la porosa Triple Frontera entre Brasil, Argentina y Paraguay, cerca del visitado destino turístico de las Cataratas del Iguazú.

“Hay una relación con un caso actual de tráfico de personas en un individuo que no estaba en el grupo pero se supo que estaría viajando casi por la misma ruta. Así que obviamente hay una célula dedicada al tráfico de personas que está moviendo gente a través de la región”, dijo la fuente.

El hombre detenido en Paraguay declaró a las autoridades que salió en un vuelo de Madrid, pasó por Buenos Aires y llegó a Paraguay el 11 de noviembre. Dos días después fue a Honduras, desde donde fue deportado por carecer de un certificado de sanidad, según la fiscal Natalia Fuster.

“Ahí las autoridades se percataron de que había un informe oficial al respecto, porque además estaban alertas por lo ocurrido en París”, dijo Fuster, quien lleva adelante el caso.

El hombre, quien se identificó como Abd Al Elah Khallo de Hasaka y que aún está detenido, dijo en una entrevista televisada que vivió un año en Turquía de donde salió buscando “un mejor futuro”. Agregó que tenía a Paraguay como escala en un viaje con destino final Londres, pasando por México.

Según el Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos en Honduras (CIPRODEH), los cinco detenidos en ese país dijeron que pagaron 10.000 dólares a un traficante de personas para que los llevara hasta Guatemala, su destino final. Ahí pedirían refugio y se supone tenían alojamiento.

Los detenidos dijeron que adquirieron los pasaportes en Brasil y que solicitaron la condición de refugiados en Honduras, según Miroslava Carpas, activista de la asociación.

Con reporte adicional de Enrique Pretel en Costa Rica, Hugh Bronstein en Buenos Aires, Caroline Stauffer en Brasil, Daniela Desantis en Asunción y Ana Isabel Martínez en México, editado por Pablo Garibian y Silene Ramírez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below