February 18, 2016 / 2:26 PM / 2 years ago

Obama se reunirá con Raúl Castro y disidentes en histórica visita a Cuba

WASHINGTON/LA HABANA (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se reunirá con disidentes y con su homólogo Raúl Castro en su visita a Cuba el próximo mes, dijo el jueves la Casa Blanca, anunciando un viaje histórico que será un enorme paso hacia el fin de la rivalidad entre los dos antiguos adversarios de la Guerra Fría.

Foto de archivo del Presidente de Cuba, Raúl Castro (izq.), junto al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en una reunión en la Asamblea General de las Naciones Unidas, en Nueva York. 29 de septiembre de 2015. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció el jueves que visitará a Cuba el 21 y 22 de marzo y se reunirá con su homólogo Raúl Castro, en un viaje destinado a continuar con "los esfuerzos que puedan mejorar las vidas de los cubanos". REUTERS/Kevin Lamarque

En el primer viaje de un mandatario estadounidense a Cuba desde 1928, Obama se reunirá entre el 21 y 22 de marzo con empresarios y una diversidad de personas, pero es poco probable que vea a Fidel Castro, el ex presidente y líder revolucionario, dijeron funcionarios estadounidenses.

La Casa Blanca espera que el viaje de Obama ayude a acelerar los cambios en la isla de gobierno comunista y consolide los avances logrados, pero los republicanos estadounidenses se quejaron de que le dará legitimidad al régimen en Cuba.

“El mes próximo viajaré a Cuba para avanzar en nuestros progresos y esfuerzos que puedan mejorar la vida del pueblo cubano”, dijo Obama en Twitter al anunciar la visita, en la que estará acompañado por la primera dama, Michelle Obama.

En 2014, ambos países acordaron reanudar sus lazos tras décadas de enfrentamiento ideológico que siguieron a la Revolución Cubana de 1959. Pero el embargo económico de Estados Unidos a Cuba se mantiene y Washington critica frecuentemente el récord de recursos humanos del Gobierno de La Habana.

El viaje de Obama a Cuba ahora, en lugar de al final de su mandato, le daría mayor influencia para lograr avances en temas como un mayor acceso a Internet en la isla y abrir oportunidades de negocios para cubanos y estadounidenses.

Obama suele reunirse con grupos de la sociedad civil cuando viaja al extranjero y en este caso no sería diferente. “Se va a reunir con disidentes, miembros de la sociedad civil, incluyendo aquellos que se oponen a las políticas del Gobierno cubano”, dijo a periodistas el asesor de Seguridad Nacional Ben Rhodes.

Adicionalmente comentó que espera que funcionarios cubanos planteen durante la visita el tema de la situación de la base militar de Estados Unidos en Bahía de Guantánamo, pero insistió en la oposición de su Gobierno a devolverla a la isla.

En declaraciones luego del anuncio de la visita, la directora del Departamento de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores cubano, Josefina Vidal, reiteró que Cuba quiere que se le devuelva Bahía de Guantánamo y que se levante el embargo antes de que se normalicen las relaciones.

La Habana “está abierta” a dialogar sobre “cualquier tema, incluyendo el de los derechos humanos”, afirmó a periodistas.

Una de las disidentes más conocidas de Cuba, la bloguera Yoani Sánchez, dijo que Obama debe usar su histórica visita para enviar un mensaje claro a los líderes de la isla.

“La mejor manera en que Barack Obama puede trascender para la historia de Cuba es dejando claro que los culpables del drama que vivimos están en la Plaza de la Revolución”, escribió en su blog Generación Y (www.14ymedio.com/blogs/generacion_y).

DEBATE DE CAMPAÑA

La visita de Obama a la isla ya comenzó a ser un tema de debate en la campaña por la presidencia de cara a las elecciones del 8 de noviembre. Ted Cruz y Marco Rubio, dos de los precandidatos republicanos, son hijos de inmigrantes cubanos.

Rubio instó a Obama a reconsiderar el viaje, citando los arrestos por temas políticos. “El mensaje que le dará a los cubanos oprimidos es que respalda a sus opresores”, dijo.

La visita tiene un enorme valor simbólico cuando el Gobierno busca ampliar el comercio con Cuba, ubicada a sólo 145 kilómetros de Florida. El último presidente en funciones de Estados Unidos que visitó la isla fue Calvin Coolidge.

La Casa Blanca no detalló con qué grupo hablará Obama y dijo que Washington desea ver más libertad de reunión y de expresión.

Cuba dice que no hay prisioneros políticos, pero la Comisión Cubana de Derechos Humanos, un grupo disidente, afirma que hay cerca de 80. Un grupo de 53 personas fue liberado en el 2014 al momento del anuncio del acuerdo para normalizar las relaciones, pero otros fueron arrestados el año pasado, dijo la Comisión.

“Es posible que la visita contribuya a alimentar o despertar las esperanzas del pueblo cubano de cara al futuro”, dijo el portavoz de la Comisión Elizardo Sánchez.

Entre opiniones encontradas, el anuncio del viaje de Obama fue celebrado en La Habana. “Aquí en Cuba, la gente simpatiza con Obama pues ha tenido la valentía de acercarse a nosotros precisamente cuando nuestro aliado Venezuela está en crisis”, dijo Felipe Rodríguez, un chofer de 28 años.

Reporte adicional de Susan Heavey, Megan Cassella en Washington, Daniel Trotta en La Habana. Editado en español por Marion Giraldo/Javier Leira

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below