March 8, 2016 / 10:10 PM / 2 years ago

El Salvador estudia medidas de excepción ante creciente ola de homicidios

SAN SALVADOR (Reuters) - El Salvador podría aplicar un estado de excepción, que incluiría la suspensión de ciertas garantías constitucionales en algunas áreas, para combatir la alarmante ola de violencia pandillera que ha disparado los asesinatos a niveles históricos, dijo el martes el Gobierno.

Imagen de archivo del arresto de dos miembros de la pandilla MS-13 en San Salvador, El Salvador. 26 de enero, 2016. El Salvador podría aplicar un estado de excepción, que incluiría la suspensión de ciertas garantías constitucionales en algunas áreas, para combatir la alarmante ola de violencia pandillera que ha disparado los asesinatos a niveles históricos, dijo el martes el Gobierno. REUTERS/Jose Cabezas

El presidente izquierdista Salvador Sánchez Cerén se reunió con representantes de la Corte Suprema, la Asamblea Legislativa y la Fiscalía para discutir la viabilidad legal de acciones como prohibir las reuniones y el libre tránsito, intervenir correos, llamadas y redes sociales, dijeron funcionarios.

“Está en evaluación los alcances (...) que pudieran tener medidas excepcionales como pueden ser la suspensión de garantías (constitucionales) o la declaración de emergencia nacional”, dijo a periodistas Eugenio Chicas, secretario de Comunicaciones, quien detalló que la decisión se prolongará varios días.

La Constitución del país permite que se declare régimen de excepción en casos de guerra, invasión del territorio, rebelión y sedición, en la que se podría restringir el libre tránsito de las personas, la libertad de expresión, las reuniones y suspender la intimidad de las correspondencias tradicionales y electrónicas.

La oposición, incluyendo al partido derechista Arena, estarían a favor de la medida, que ha despertado las críticas de gremios empresariales, quienes creen que estos métodos podrían utilizarse en su contra.

Chicas agregó que las autoridades también buscarán reforzar el papel de militares y policías de seguridad en las zonas más peligrosas del país con mayor apoyo de los tribunales y la fiscalía.

Tras cerrar 2015 como el año más violento de su historia, superando las cifras de la guerra civil, los homicidios en El Salvador han seguido su escalada en los dos primeros meses de 2016, cuando se registraron casi un 120 por ciento más de asesinatos que en el mismo período del año anterior.

Las autoridades policiales responsabilizan a la guerras territoriales de las pandillas, conocidas como maras, de llevar la tasa de homicidios a en 100 cada 100.000 habitantes, ubicando a la empobrecida nación centroamericana como la más peligrosa del mundo.

Reporte de Nelson Rentería, editado por Enrique Andrés Pretel

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below