March 29, 2016 / 6:37 PM / 2 years ago

Mayor partido de Brasil abandona Gobierno, aísla a presidenta Rousseff

BRASILIA (Reuters) - El mayor partido político de Brasil anunció el martes su salida de la coalición de la presidenta Dilma Rousseff y el retiro de sus miembros en el Gobierno, una decisión que complica la lucha de la mandataria contra un proceso de juicio político en el Congreso.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, habla a los medios luego de un encuentro bilateral con su homóloga chilena, Michelle Bachelet, en el Palacio de la Moneda en Santiago, Chile, 26 de febrero de 2016. El mayor partido político de Brasil anunció el martes su salida de la coalición gubernamental de la presidenta Dilma Rousseff, así como la renuncia de sus miembros al Ejecutivo, una medida que complica la lucha de la mandataria contra un proceso de juicio político en el Congreso. REUTERS/Rodrigo Garrido

El Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) tardó apenas cinco minutos para decidir unánimemente que sus seis ministros en el gabinete de Rousseff y cualquier otro miembro del partido con funciones gubernamentales deben renunciar.

Bajo el sistema presidencial local, Rousseff seguirá en el cargo, pero la ruptura incrementa las probabilidades de que sea sometida a juicio político en el Congreso en pocos meses, situación que colocaría al vicepresidente y líder del PMDB Michel Temer en el sillón presidencial.

Rousseff ha rechazado las acusaciones de irregularidades y afirmó que el intento para someterla a un juicio político es un golpe de Estado.

La oposición está presionando por su juicio político por supuestamente incumplir las leyes presupuestarias al incrementar el gasto en la carrera hacia su reelección en 2014.

Los esfuerzos opositores tomaron impulso de la mano de más de un millón de brasileños que salieron a las calles este mes para protestar por la peor recesión que sufre el país en décadas y un vasto escándalo de corrupción en la estatal Petrobras que ha manchado al círculo íntimo de la presidenta.

La pérdida por parte de Rousseff de su principal socio podría empujar a que partidos más pequeños abandonen también el Gobierno, dejando a la presidenta cada vez más aislada mientras el proceso por su destitución se acerca a su primera votación, algo que podría ocurrir a mediados de abril.

El probable juicio de Rousseff es sólo una parte de la amplia crisis que vive Brasil. La economía se contrajo un 3,8 por ciento en 2015 y está en camino a su peor recesión de dos años en más de un siglo, y el Gobierno lucha contra una epidemia de virus de Zika mientras se prepara para los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro.

Rousseff canceló su viaje a la cumbre de seguridad nuclear en Washington por la crisis política. La presidenta necesita del apoyo de 171 miembros del Congreso -o un tercio de la cámara baja- para bloquear el juicio político.

Incluyendo aliados como el Partido Progresista (PP), el Partido Republicano y el Partido Social Demócrata, el Gobierno cree que puede sumar 180 votos. Sin embargo, el PP se reunirá el miércoles para decidir si abandona la coalición gubernamental.

Reporte de Anthony Boadle; editado en español por Carlos Serrano y Hernán García

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below