June 1, 2016 / 5:47 PM / 2 years ago

OEA no puede aplicar Carta Democrática a Venezuela: Canciller

CARACAS (Reuters) - La OEA no puede aplicar la Carta Democrática Interamericana por la crisis que vive Venezuela como pidió el secretario general de la entidad, dijo el miércoles la canciller del país caribeño.

La canciller venezolana Delcy Rodríguez habla con los medios en una conferencia de prensa en Caracas, Venezuela. 1 de junio de 2016. La Carta Democrática Interamericana, que el secretario general de la OEA pidió activar por la crisis que vive Venezuela, no puede ser aplicada, dijo el miércoles la canciller del país caribeño. REUTERS/Marco Bello

El uruguayo Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), solicitó el martes votar para determinar si en Venezuela hay una alteración del orden constitucional que afecte la democracia, en medio de una aguda crisis con inflación de tres dígitos, recesión económica y escasez de bienes de primera necesidad.

“La Carta Democrática es una entelequia, un eufemismo (...) no puede aplicarse carta alguna porque no hay una dimensión punitiva sobre los Estados”, dijo Delcy Rodríguez, canciller de Venezuela, sin dar mayores explicaciones.

“No nos sometemos a ningún tipo de yugo”, agregó Rodríguez. “En Venezuela, Almagro no da órdenes”.

En un extenso informe sobre Venezuela, donde criticó la falta de independencia de poderes, la corrupción estatal y el encarcelamiento de opositores, Almagro solicitó una sesión entre el 10 y 20 de junio donde se analizará si hay elementos para decir que Venezuela, efectivamente, rompió el hilo democrático.

En tanto, el presidente de Venezuela calificó de “títere” al secretario de la OEA. En un acto con estudiantes, Nicolás Maduro convocó a movilizaciones y propuso una agresiva campaña en las redes sociales para responder a la petición de Almagro, a la que tildó de guerra sucia para justificar una intervención extranjera.

Si dos tercios de 34 naciones en la OEA votan a favor de la activación de la Carta Democrática, Venezuela quedaría suspendida del organismo hemisférico.

REUNIÓN EN WASHINGTON

A solicitud de Argentina, la OEA debatió el miércoles en una sesión especial y adoptó por consenso un proyecto de declaración sobre Venezuela.

En el texto, que respaldó también el Gobierno de Venezuela, los miembros de la OEA ofrecen “identificar de común acuerdo algún curso de acción que coadyuve a la búsqueda de soluciones a su situación, mediante un diálogo abierto e incluyente, entre el Gobierno, otras autoridades constitucionales y todos los actores políticos y sociales de esa nación para preservar la paz”.

El proyecto de declaración propone actuar en la crisis de esa nación de manera alternativa a la propuesta que el martes activó Almagro.

Los países miembros respaldaron incluso la iniciativa de los ex presidentes Jose Luis Rodríguez Zapatero, Leonel Fernández y Martín Torrijos para la reapertura de un diálogo efectivo entre el Gobierno y la oposición.

Además del diálogo, desde la OEA también votaron a favor de apoyar “los procedimientos constitucionales” que busca activar la oposición de ese país contra el presidente Maduro, sin precisar si se referían al mecanismo del referéndum revocatorio.

De esta forma, los miembros de la OEA parecen procurar que avancen las conversaciones entre el Gobierno venezolano y la oposición, antes de debatir si dar el paso de iniciar otras gestiones diplomáticas.

El Gobierno socialista de Maduro contaría con el apoyo de gran parte de los países del Caribe y Centroamérica a los que suministra crudo en condiciones preferenciales bajo el convenio Petrocaribe.

Si bien, Venezuela ha perdido el apoyo diplomático de Argentina y Brasil, tras cambios de gobierno, todavía cuenta con la lealtad de los gobiernos de izquierda en Bolivia, Ecuador y Nicaragua.

El portavoz de la OEA, Gonzalo Espariz, dijo que la reunión de mediados de junio que propuso Almagro sólo podría evitarse si el secretario general retira su petición.

Si bien el alcance de la propuesta del secretario general se limita a las gestiones diplomáticas y los buenos oficios, la Carta Democrática pondría presión sobre Maduro para que cumpla con las exigencias de sus adversarios, que piden un referéndum revocatorio para acortar su mandato que culmina en 2019.

Y, a pesar de que el mecanismo no implica la intervención extranjera directa, Rodríguez dijo: “nosotros sabemos que lo que viene es una intervención, inclusive armada”.

Reporte de Diego Oré; con información adicional de Lesley Wroughton y Corina Pons; Editado por Javier López de Lérida

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below