October 7, 2016 / 9:22 AM / a year ago

Presidente Santos gana Nobel de la Paz; espera que ayude a poner fin a conflicto en Colombia

Por Stine Jacobsen y Luis Jaime Acosta

OSLO/BOGOTÁ (Reuters) - El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ganó el viernes el premio Nobel de la Paz 2016 por el acuerdo que negoció con la guerrilla de las FARC para poner fin a un conflicto de 52 años, una sorpresiva elección que podría ayudar a reactivar el pacto sumido en un limbo después de ser rechazado en un plebiscito.

El Comité del Nobel Noruego dijo que Santos llevó uno de los conflictos más largos de la historia moderna significativamente más cerca de una solución pacífica, pero advirtió que todavía hay riesgos de que el proceso de paz colapse.

El premio excluyó al líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Rodrigo Londoño -más conocido por su nombre de guerra “Timochenko”-, quien firmó el acuerdo con Santos el 26 de septiembre en Cartagena.

“El hecho de que la mayoría de los votantes hayan dicho que No al acuerdo no quiere decir que el proceso de paz haya terminado”, dijo el Comité Noruego.

“El pueblo de Colombia no ha dicho no a la paz, ha dicho no a este acuerdo particular”, aseguró el comité al explicar que la distinción es “un homenaje al pueblo colombiano que, a pesar de todos los abusos sufridos, no ha perdido la esperanza de lograr una paz justa”.

Santos quedó en una encrucijada después de que los colombianos, por un estrecho margen, rechazaron en un plebiscito el acuerdo de paz con las FARC, un resultado que le impide implementar el pacto que contemplaba que unos 7.000 combatientes dejarían las armas para conformar un partido político.

El traspié lo llevó a buscar consensos con el jefe de la oposición política, el ex presidente Álvaro Uribe, quien exige que los líderes guerrilleros paguen cárcel por los crímenes que cometieron en medio del conflicto y se opone a que ocupen cargos políticos de elección popular.

El premio a Santos podría poner presión a Uribe para ayudar destrabar el acuerdo en momentos en que sus exigencias parecen exageradas para que las acepten las FARC, que habían negociado penas privativas de la libertad de hasta ocho años pero no cárcel, además de 10 escaños en el Congreso a partir del 2018.

Después del anuncio del Nobel, el Gobierno de Colombia y las FARC se declararon abiertos a discutir ajustes y precisiones al acuerdo de paz.

UN MANDATO PARA LOGRAR LA PAZ

“Recibo este reconocimiento con gran humildad y como un mandato para seguir trabajando sin descanso por la paz de los colombianos. A esta causa dedicaré todos mis esfuerzos por el resto de mis días”, dijo el mandatario colombiano.

“Agradezco infinitamente y de todo corazón esta honrosa distinción. La recibo, no a nombre mío, sino a nombre de todos los colombianos, en especial a las millones de víctimas que ha dejado este conflicto que hemos sufrido a lo largo de más de 50 años. Colombianos, este premio es de ustedes”, precisó.

El jefe máximo de las FARC dijo desde La Habana que el único premio al que aspira es la paz para Colombia y congratuló al mandatario colombiano.

“Felicito al presidente Juan Manuel Santos, a garantes Cuba y Noruega, acompañantes Venezuela y Chile sin los cuales sería imposible la paz”, escribió Londoño en su cuenta de Twitter.

Aunque Uribe también congratuló a Santos, con quien se reunió esta semana, insistió en la necesidad de cambiar el acuerdo de paz al considerarlo “dañino” para la democracia.

El conflicto armado en Colombia ha dejado 220.000 muertos y millones de desplazados. Santos también mantiene contactos para iniciar una negociación de paz con el Ejército de Liberación Nacional, la segunda fuerza guerrillera del país.

Los colombianos celebraron el premio y algunos señalaron que confían en que contribuirá a revivir el acuerdo de paz con las FARC.

“Me siento esperanzada, ojalá ese premio impulse la paz con las FARC, aunque no se puede pasar por encima de la voluntad del pueblo, eso hay que respetarlo”, dijo Adriana Pérez, una profesora de 26 años.

Santos es el primer latinoamericano que recibe el Premio Nobel de la Paz desde 1992, cuando le fue otorgado a la guatemalteca Rigoberta Menchú, activista por los derechos indígenas. También es el segundo colombiano en ganar un Nobel luego de que el escritor Gabriel García Márquez recibiera el premio de Literatura en 1982.

Observadores del Nobel habían retirado a Colombia de sus listas de favoritos luego del triunfo del “No” en la consulta.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que el comité del premio tomó la decisión correcta al reconocer los incansables esfuerzos de Santos “por lograr una paz justa y duradera en Colombia y envía un mensaje de que en un mundo de conflicto, la búsqueda de la paz debe ser apoyada y fomentada”.

Obama, quien recibió el mismo galardón en 2009, sostuvo que Washington continuará apoyando los esfuerzos de Colombia para alcanzar la paz y se refirió a los resultados del plebiscito.

“El voto democrático de esta semana es una advertencia de que todavía queda trabajo por hacer para alcanzar el futuro que el presidente Santos y tantos ciudadanos están buscando”, afirmó.

La oficina de derechos humanos de Naciones Unidas, que no suele comentar los premios Nobel de la Paz, dijo que el galardón demuestra la relevancia es el conflicto en Colombia, mientras que los gobiernos de América Latina y Europa felicitaron a Santos y lo invitaron a continuar en la búsqueda de la paz.

El premio Nobel de la Paz, que otorga 8 millones de coronas suecas (930.000 dólares), será entregado en Oslo el 10 de diciembre.

Reporte de Redacción Oslo. Editado en español por Carlos Aliaga/Gabriela Donoso

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below