October 20, 2016 / 10:52 AM / in a year

La Habana confirma que suspendió nuevas licencias para restaurantes privados

LA HABANA (Reuters) - Las autoridades de La Habana suspendieron desde septiembre y temporalmente la emisión de licencias para nuevos restaurantes privados, y se asegurará de que los ya existentes operan legalmente, dijo una funcionaria de alto rango el miércoles, lo que confirma un reporte anterior de Reuters.

La posición más firme de las autoridades podría perjudicar la oferta culinaria de La Habana durante la próxima temporada turística, y es una nueva señal de las dudas del Gobierno comunista de Cuba en su apertura a la empresa privada.

“Esta medida es temporal y estará vigente mientras se realice el proceso de fiscalización de servicios que se ejecutan en estos momento”, dijo la vicepresidenta en funciones del Consejo de la Administración Provincial de La Habana, Isabel Hamze, en un video en el sitio web estatal Cubadebate.

“Nosotros reconocemos la importancia que tienen para la ciudad estos negocios y el Gobierno quiere que sean exitosos, pero dentro del marco de la legalidad”, agregó.

Desde que el presidente Raúl Castro flexibilizó las restricciones a las empresas privadas hace seis años, los restaurantes han florecido, especialmente en la capital donde los ingresos son más altos y hay un creciente flujo de turistas que demandan mejores menús y servicios que los que ofrece la mayor parte de los establecimientos manejados por el Estado.

Hay cientos de restaurantes privados, conocidos como paladares, en La Habana y más de 1.700 a lo largo del país.

Hamze dijo que el gobierno de la ciudad se reunió con 129 propietarios de restaurantes para discutir las violaciones a la regulación: como la compra de bienes en el mercado negro, su uso como clubes o discotecas, la tolerancia con la prostitución y la evasión de impuestos.

Otros violaciones mencionadas eran el contrato de artistas fuera de los canales oficiales, permanecer abiertos después de las 3 de la mañana, molestar a los vecinos, ser fuentes dudosas de capital y compras ilegales de edificios, dijeron, confirmando lo que dueños de restaurantes dijeron a Reuters en un reporte publicado el lunes.

Hamze dijo que tras en los diálogos con los propietarios les explicó la necesidad de realizar inspecciones.

Muchos paladares dicen que una excesiva carga impositiva y la regulación que establece que sólo pueden tener un máximo de 50 asientos hacen que les sea difícil cumplir con la ley y mantenerse a flote.

Su mayor queja es que deben comprar todas las provisiones en mercados y negocios estatales, frecuentemente con sobreprecios, a diferencia de sus competidores administrados por el Estado que tienen acceso a mercados mayoristas y no tienen restricciones de capacidad.

Las fiscalizaciones a pequeños negocios en Cuba no son nuevas, porque si bien el Gobierno alienta los negocios privados trata de evitar que tengan demasiado éxito y causen desigualdad social.

Reporte de Sarah Marsh. Editado en español por Carlos Aliaga

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below