October 24, 2016 / 6:42 PM / 2 years ago

ANÁLISIS-Elecciones locales en Chile ponen presión a Bachelet para que tome más medidas

SANTIAGO (Reuters) - La presidenta chilena Michelle Bachelet tendrá que dar un giro a su gobierno tras el duro revés que sufrió el oficialismo en los comicios municipales, si no quiere enterrar las posibilidades de su coalición de centroizquierda en las próximas elecciones parlamentarias y presidenciales.

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet vota en las municipales del país. La presidenta chilena Michelle Bachelet tendrá que dar un giro a su gobierno tras el duro revés que sufrió el oficialismo en los comicios municipales, si no quiere enterrar las posibilidades de su coalición de centroizquierda en las próximas elecciones parlamentarias y presidenciales. Alex Ibanez/Courtesy of Chilean Presidency/Handout via Reuters.

La oposición de derecha se impuso el domingo en las elecciones locales y arrebató varias importantes alcaldías al pacto oficialista Nueva Mayoría, con lo que queda mejor posicionada para la votación del próximo año.

Bachelet, quien ha sufrido un desplome en su popularidad, admitió el “llamado de atención” que dejó la elección del fin de semana y pidió a su coalición “hacer mejor las cosas”.

“El mensaje de advertencia que nos han dado no es un llamado al desaliento”, dijo la gobernante tras una jornada marcada por una enorme abstención. “Como coalición tenemos que deponer los personalismos y cálculos de corto plazo y unirnos para reconquistar el más amplio apoyo ciudadano”, añadió.

Pero la tarea no será fácil para Bachelet y su coalición.

“La presidenta tiene poco espacio para maniobrar. Este gobierno debe tratar de terminar sus proyectos”, dijo Rodrigo Osorio, politólogo de la Universidad de Santiago.

Al descontento de la ciudadanía por los escándalos de financiamiento irregular de empresas a políticos de distintos partidos, se suman las dificultades que enfrenta el Gobierno para implementar ambiciosas reformas debido a las divisiones internas y un desplome en los ingresos del cobre, que ha castigado las finanzas públicas y la economía.

“Es evidente que si el Gobierno no termina bien, la base electoral para nuestros candidatos (en los próximos comicios) va a ser más precaria”, admitió el presidente de la Cámara de Diputados, el socialista Osvaldo Andrade.

El bloque conservador “Chile Vamos” se convirtió en la primera fuerza política con el 38,45 por ciento de los sufragios en las elecciones para alcaldes frente a la alianza oficialista “Nueva Mayoría”, que obtuvo un 37,05 por ciento de los votos.

Con el nuevo mapa electoral, la jefe del partido oficialista Democracia Cristiana, Carolina Goic, fue más dura sobre los pasos que debe seguir la coalición gobernante.

“Hay que saber escuchar lo que la gente está diciendo (...) un golpe de timón, en el caso del Gobierno”, dijo.

REFLEXIÓN PROFUNDA

Bachelet cambió la semana pasada a algunos miembros de su gabinete, tras una crisis provocada por errores en el padrón electoral, pero analistas no descartan que haga un ajuste mayor a su equipo a fin de dar una señal de unidad para el casi año y medio que le queda de mandato.

Para evaluar el resultado electoral, el comité político de ministros se reunió temprano el lunes en la sede del Gobierno.

“Ha sido una mañana de reflexión”, dijo el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, quien no quiso referirse a posibles cambios en el gabinete.

A pesar del optimismo que reinaba en la oposición, dirigentes de la derecha destacaron que era prematuro adelantar la discusión de la carrera presidencial, para la que el ex presidente socialista Ricardo Lagos ya está en campaña.

“Este resultado nos pone en el primer lugar de la escena política. Pero no hay que poner la carreta delante de los bueyes. Hemos tenido un buen resultado, pero sin adelantar ni mover el tema presidencial”, dijo el presidente del partido conservador Unión Demócrata Independiente, Hernán Larraín.

La elección municipal es considerada un barómetro para las presidenciales, ya que muestra el piso de votación para los distintos grupos políticos.

“Si bien la derecha ganó mucho votos y se ve fortalecida tras esta elección, creo que no es hora de cantar victoria y dar por sentado su triunfo en las próximas elecciones presidenciales(...) Aún hay mucho en juego”, dijo el analista Osorio de la Universidad de Santiago.

Siguiendo la misma estrategia de Bachelet en el 2012, el ex mandatario conservador Sebastián Piñera se mantiene en silencio sobre su eventual aspiración presidencial para el próximo año, aunque en el oficialismo y la oposición la consideran un hecho.

Pero cualquiera sea el abanico de candidatos, analistas no esperan que la disciplina fiscal con la que se ha manejado una de las economías más estables de la región esté en juego.

Reporte de Antonio de la Jara; Editado por Javier López de Lérida

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below