September 23, 2017 / 2:16 AM / 10 months ago

Colapso de escuela en México genera dudas sobre norma de construcción antisísmica

CIUDAD DE MÉXICO (Reuters) - El colapso de una escuela que dejó al menos 19 niños muertos esta semana durante un poderoso sismo ha hecho que muchos mexicanos se pregunten si es muy sencillo burlar una norma antisísmica creada después de un devastador terremoto de 1985.

Las estrictas normas aprobadas luego del terremoto que dejó miles de muertos hace tres décadas minimizaron los daños durante el sismo de esta semana en la metrópolis de 20 millones de habitantes, a pesar de que los expertos dicen que es casi imposible diseñar estructuras que soporten cualquier sismo.

Al menos 293 personas murieron debido al terremoto del martes, de magnitud 7.1, pero la cifra podría haber sido mucho mayor.

No obstante, el colapso de algunas estructuras construidas bajo la nueva norma, incluida la escuela Enrique Rébsamen que se convirtió en un símbolo de la tragedia de esta semana, ha provocado dudas sobre la aplicación de las reglas.

“Todavía hay faltas en las revisiones y eso significa que hay edificios recientes que no cumplen del todo”, dijo Roberto Meli Piralla, ingeniero estructural y experto en preparación sísmica en la Universidad Nacional Autónoma de México.

Es demasiado pronto para saber si el colapso de la escuela o de otras 50 edificaciones de Ciudad de México se debió a violaciones al código, negligencia o corrupción.

Ingenieros dijeron, sin embargo, que aún existen desafíos para aplicar las normas de manera uniforme y garantizar que las constructoras, los inspectores y los propietarios sigan los planes aprobados. Los inspectores pueden enfrentar responsabilidades penales si una construcción que ellos aprobaron es estructuralmente insegura.

La alcaldesa de la delegación donde se ubica la escuela dijo que su oficina no pudo hallar documentación para evaluar la historia de construcción y de la estructura del recinto. Ella atribuyó los problemas a una administración previa.

“Cuando nosotros entramos a la delegación, no había archivos de muchas cosas,” dijo Claudia Sheinbaum, jefa de la delegación Tlalpan en la ciudad de México. Agregó que no tiene pruebas de que el colapso se debiera a hechos de corrupción.

Antes del sismo, funcionarios municipales estaban discutiendo modificaciones para fortalecer la implementación de las normas, dijo Piralla, quien es parte de un grupo de ingenieros que realizó recomendaciones a la ciudad en semanas recientes.

No fue posible contactar a la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, la oficina municipal que fiscaliza las normas, para que realizara comentarios.

“¿QUIÉN AUTORIZÓ ESTA ESCUELA?”

Aún si el cumplimiento fuera universal, dicen ingenieros, no hay forma de prepararse totalmente, debido a que los terremotos varían enormemente.

El sismo del martes generó una frecuencia de onda expansiva diferente a la del terremoto de 1985 y derribó edificios de tamaño mediano, de entre seis a ocho pisos, comparado con las torres de entre 12 a 15 pisos que cayeron en 1985.

“No es posible decir cuáles problemas se podrían haber previsto”, dijo Antonio Gallardo, miembro del consejo de arquitectos de la ciudad de México, una cámara que mantiene los estándares profesionales en toda la capital.

La mayor parte de los daños registrados el martes ocurrió en los distritos del centro y sur de la capital, donde los suelos son menos sólidos que en el norte y el desarrollo urbano, incluso después de mejorías en décadas recientes, aún es dispar.

Aunque los edificios que colapsaron aún son investigados, algunos fueron construidos después de la aprobación del código antisísmico de 1987, que ha sido revisado periódicamente desde entonces.

En la escuela, ubicada en el sur de Ciudad de México, la más antigua de dos estructuras sigue en pie, mientras que el edificio más nuevo colapsó. Fue construido a comienzos de la década y fue inaugurado en 2004, según varias personas con conocimiento de su historia.

No fue posible contactar a la directora ni a otros miembros de su familia para que realizaran comentarios. Sin embargo, autoridades locales, vecinos y apoderados exigen respuestas.

“¿Quién autorizó que si estaba en condiciones esta escuela?”, preguntó Raúl Díaz, un médico cuyo hijo de siete años, Eduardo, se murió en la escuela. “Estuvo mal hecha la construcción, nada más”, agregó.

Si los terremotos previos sirven de guía, las investigaciones y los informes completos tardará años. Pero expertos dijeron que sería imposible levantar estructuras que soporten cualquier sismo.

“Siempre habrá un grado de incertidumbre”, dijo Mary Comerio, profesora de arquitectura e investigadora en recuperación de desastres de la Universidad de California en Berkeley.

En 2006, Comerio publicó un trabajo en la revista Science titulado “¿Se puede hacer edificios seguros contra los terremotos?”. “La respuesta es, muchas veces, ‘no’”, dijo Comerio.

Reporte adicional de Paulo Prada y Daniel Trotta; Escrito por Paulo Prada; Editado en Español por Ricardo Figueroa

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below