May 24, 2018 / 4:18 PM / 4 months ago

PERFILES-¿Quiénes competirán por la presidencia de Colombia?

BOGOTÁ, 24 mayo (Reuters) - Los colombianos irán a las urnas el domingo para elegir al sucesor de Juan Manuel Santos en medio de una polarización entre las propuestas del candidato de derecha Iván Duque y el de izquierda Gustavo Petro, los dos con más opciones de ganar la presidencia, según las encuestas.

El candidato presidencial colombiano Iván Duque, de derecha, habla durante un acto de campaña en Bogotá, Colombia, 23 de mayo, 2018. REUTERS/Jaime Saldarriaga - RC16150369C0

A continuación, los perfiles de los cuatro principales candidatos a la presidencia de Colombia:

IVÁN DUQUE

El abogado experto en economía de 41 años pasó en los últimos cuatro años de ser un desconocido en la política a un destacado senador que se ganó la confianza del expresidente Álvaro Uribe, quien lo catapultó hasta la candidatura presidencial en una campaña en la que es favorito para ganar y regir los destinos del país sudamericano.

Aunque en Colombia se graduó de abogado, su especialidad y pasión es la economía. Estudió derecho económico en American University y gerencia de políticas públicas en la Universidad de Georgetown, en Estados Unidos.

Empezó su carrera profesional en 1999 como consultor en la Corporación Andina de Fomento (CAF) y después, cuando Santos era ministro de Hacienda, fue uno de sus asesores. Entre 2001 y 2013 trabajó en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Amante del fútbol y de grupos de rock como Led Zeppelin, Duque regresó a Colombia en 2014 y comenzó su carrera política al ser elegido senador en una lista del partido Centro Democrático del expresidente Uribe, a quien considera su mentor y admira por su liderazgo.

Desde su curul en el Congreso ejerció una fuerte oposición al Gobierno de Santos y fue reconocido por dos años consecutivos por sus pares como el mejor senador de Colombia. Está casado con la abogada María Juliana Ruiz y tiene tres hijos pequeños.

Su cercanía con el expresidente en su principal ventaja y su mayor talón de Aquiles. Sus críticos aseguran que aunque le aporta votos, su poca experiencia lo llevaría a convertirse en un ejecutor de las órdenes de Uribe.

Sin embargo, durante la campaña prometió que si gana la presidencia actuará con independencia y buscará reactivar la economía reduciendo impuestos, aumentando los salarios de los trabajadores, mientras recupera la seguridad del país, fortalece la lucha contra el narcotráfico y la corrupción.

La posible llegada de Duque a la presidencia despierta temor en un sector de la sociedad que teme que su intención de cambiar el acuerdo de paz con la exguerrilla de las FARC, lleve de nuevo al país a un recrudecimiento del conflicto armado. El candidato se opone a que líderes de las FARC acusados de crímenes de guerra ocupen cargos en el Congreso.

GUSTAVO PETRO

El exalcalde de Bogotá que militó en un grupo guerrillero se transformó en los últimos meses en un ídolo de multitudes que lucha por ser el primer presidente izquierdista de Colombia, con sus promesas de reducir las diferencias entre ricos y pobres en un país históricamente conservador.

El economista de 58 años, candidato de Coalición Colombia Humana, ocupa el segundo lugar en las encuestas de opinión detrás del candidato derechista Iván Duque para reemplazar al presidente Juan Manuel Santos en agosto.

El fuerte respaldo de Petro en las encuestas ha sorprendido y preocupado a muchos en el país de 50 millones de habitantes, históricamente gobernado por líderes de centroderecha o de derecha.

Sus innovadoras propuestas de cambiar el modelo económico subiendo los impuestos a los dueños de grandes extensiones de tierras improductivas y de alejarse de la dependencia económica del petróleo y del carbón para dar paso a energías limpias, entusiasman a muchos peor asustan a inversores y empresarios.

Sus adversarios políticos aseguran que más allá de combatir la pobreza y la desigualdad social, el líder busca llevar a Colombia por la ruta de Venezuela, país azotado por una severa crisis económica, hiperinflación y aguda escasez de alimentos y medicinas.

Pero Petro responde que son mentiras de los políticos tradicionales para generar miedo y mantenerse en el poder con el que se han beneficiado económicamente por décadas.

La elección de Petro en 2011 como alcalde de Bogotá, el segundo cargo más importante de Colombia después de la presidencia, se vio como una prueba de que la política era el camino a seguir por movimientos guerrilleros como las FARC, que finalmente se desmovilizaron y formaron un partido político.

    En 2010 ocupó el cuarto lugar en la elección presidencial con 1,3 millones de votos, menos de la mitad de los que obtuvo en la consulta de marzo, en la que ganó su candidatura.

Petro promete que la cuarta economía de América Latina será inclusiva, con un sistema de banca pública que garantice crédito a bajo costo a pequeños y medianos empresarios, además de un sistema gratuito y universal de acceso a la educación terciaria.

SERGIO FAJARDO

Es un matemático de 61 años que durante más de dos décadas fue profesor universitario hasta que decidió incursionar en la política en Medellín, su ciudad natal que gobernó con éxito entre el 2004 y el 2007. Al mando de ella, cambió la imagen de que tenía la urbe tras haber sido la sede del cartel de las drogas del desaparecido narcotraficante Pablo Escobar.

En medio de una Colombia dividida entre las propuestas del derechista Iván Duque y del izquierdista Gustavo Petro, Fajardo aspira a dar la sorpresa y que sus planes alternativos consigan el respaldo suficiente en las urnas para ganar la presidencia. El matemático ocupa el tercer lugar en las encuestas de opinión.

Se diferencia de los políticos tradicionales porque viste sin corbata y usa pantalones vaquero.

Su plan de gobierno se basa en quitarle anualmente unos 3.000 millones de dólares a la corrupción para invertirlos en educación, ciencia y tecnología.

Propone un plan de reactivación de la economía, basado en impulsar proyectos de transporte, infraestructura educativa, construcción de vivienda y la implementación de un plan de competitividad para el campo y el turismo para generar 1,5 millones de empleos.

El candidato del movimiento Coalición Colombia, respaldado por un sector de la izquierda que representan los partidos Verde y Polo Democrático, dice que respetará los acuerdos de paz con las FARC, aunque no le temblará la mano para combatir a los grupos armados ilegales dedicadas al narcotráfico ni para recuperar la seguridad urbana con más policías.

Como alcalde lideró la transformación de Medellín, redujo los índices de violencia, saneó las finanzas públicas y logró el desarrollo urbanístico de la ciudad.

En 2010 Fajardo fue candidato vicepresidencial de Antanas Mockus y dos años después llegó a la Gobernación de Antioquia con una alta votación.

Como gobernador, adelantó un plan de desarrollo bajo el lema Antioquia la más Educada que se centró en buscar generar oportunidades para las personas y las regiones, promover la reconciliación y una cultura de la legalidad.

GERMÁN VARGAS LLERAS

El hábil y temperamental político de centroderecha ha ocupado durante 37 años los más importantes cargos públicos que le dan la experiencia para buscar llegar a la cumbre de su carrera: la presidencia de Colombia.

Aunque el abogado, que fue ministro del presidente Juan Manuel Santos, ocupa el cuarto lugar en los sondeos, algunos analistas creen que el apoyo de los más importantes partidos y dirigentes políticos le ayudarían a pasar a la segunda vuelta.

Nieto del fallecido expresidente liberal Carlos Lleras Restrepo, el político de 56 años, enfrenta en la contienda electoral al derechista Iván Duque, al izquierdista Gustavo Petro y al independiente Sergio Fajardo, quienes los superan en los sondeos de opinión.

Pese a que perteneció al gobierno de Santos, asegura que no representa el continuismo. El político, cuya hija es una bailarina y coreógrafa reconocida en Colombia, promete mantener el acuerdo de paz con la exguerrilla de las FARC, pero advirtió que fortalecerá las Fuerzas Militares para combatir los grupos armados ilegales dedicados al narcotráfico.

También propone mejorar la seguridad en las ciudades aumentando el número de policías y haciendo más ágil la justicia para castigar a los responsables de robos en las calles.

Si logra ser presidente dice que buscará un crecimiento anual de un 5 por ciento para la cuarta economía de América Latina, la creación de 1,2 millones de nuevos empleos, una reforma tributaria para reducir los impuestos a los empresarios a fin de promover la competitividad, además de mano dura contra la corrupción y la evasión al pago de tributos.

El abogado empezó su carrera política a los 19 años como concejal de un pueblo en las afueras de Bogotá, en el Nuevo Liberalismo, un movimiento diferente al Partido Liberal de su abuelo. Luego fue concejal de Bogotá, senador durante cuatro periodos consecutivos y ocupó la presidencia del Congreso.

El candidato del movimiento Mejor Vargas Lleras, quien sobrevivió a dos atentados contra su vida, fue ministro de Interior y de Vivienda de Santos y luego vicepresidente, cargo desde el que lideró un millonario plan inversión de infraestructura en carreteras.

Reporte de Luis Jaime Acosta, Editado por Juana Casas

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below